Nace otra generación, la de los anuncios de Estrella Damm

La campaña «mediterráneamente» vuelve a Formentera para conmemorar su décimo aniversario, donde repasa sus hits con la historia de dos jóvenes músicos, Jenner y Pla.

Tras el avance, hoy podrá verse el anuncio, o, mejor dicho, el cortometraje al completo, con sus más de diez minutos de duración

La campaña «mediterráneamente» vuelve a Formentera para conmemorar su décimo aniversario, donde repasa sus hits con la historia de dos jóvenes músicos, Jenner y Pla.

Cuando Julia y Álex se reencuentran en la barra de un chiringuito de Formentera, les hace una ilusión tremenda volver a verse. Hace diez años tuvieron una de esas noches locas de verano que acaban con «la última» en la playa para ver salir el sol. Álex sacaba oxitocina por los ojos, pero como la hormona del amor no se ve, tras recordar lo bien que lo pasaron juntos, Julia le soltó un «es que no teníamos nada en común». Quería justificar que no se hayan vuelto a ver desde aquella «última» en la playa. ¿Por qué dice eso si el anuncio de Estrella Damm de este año nos cuenta que Álex y Julia son dos almas gemelas? ¡Ay, cuántas historias de amor se habrán perdido por culpa del miedo, del orgullo y mentiras absurdas!

El anuncio de Estrella Damm, que este año firma Dani de la Torre para celebrar los 10 años de la campaña «Mediterráneamente», tiene como protagonistas a Julia (Michelle Jenner) y Álex (Oriol Pla), dos jóvenes músicos que vuelven a Formentera para buscar en el Mediterráneo a la musa que les ayude a componer su primer tema. Los dos tocan versiones de los anuncios de Estrella Damm, como otros doscientos músicos que han ido a la isla a hacer su particular agosto, inclusive Billie The Visión & The Dancers, los suecos que escribieron la banda sonora de la primera historia de la campaña «mediterráneamente». Aquella en la que salía un joven que iba de vacaciones a Formentera, la del «tonight, tonight, tonight», porque para qué engañarse, nadie recuerda la canción por su título «Summercat». Como nadie recuerda «Applejack», sino, «singer song papapapapapapa». Hay que hacer como Love of Lesvian y poner a la canción el nombre del estribillo, «Fantastic Shine», si uno quiere que la recuerden por su título.

A través de Julia y Álex, que pasan los días tocando versiones, ella en acústico y él con un grupo indie, mientras van de fiesta en fiesta, bebiendo cerveza «fría y sin vaso», y buscando inspiración para su canción, De la Torre no sólo rinde homenaje a diez años de anuncios, descubre una generación que no se llama X, ni millenial, ni JASP, es la generación de los anuncios de Estrella Damm.

Julia y Álex encontrarán su inspiración en las canciones que versionan y en Lalaland. Compondrán «The place to stay», bueno, su autor de verdad es Toni M. Mir. Y bailarán como Emma Stone y Ryan Gosling. Que a nadie se le ocurra denunciar a Jenner, que lleva un vestido amarillo como el de Stone, por favor. Y que Billie The Vision & The Dancers abra los ojos de los protagonistas y un día nos digan que esa noche con la que se despide el anuncio acabó con un beso. Porque, ¿dónde está el beso, Dani de la Torre? Los anuncios de Estrella Damm nos habían acostumbrado a ver historias que acaban con beso, pero quizás el lema que decía que «a veces lo que buscas está tan cerca que cuesta verlo» se refería a la cerveza.