¿Netflix reniega de «Por trece razones»?

Plataforma de «streaming». A diferencia de otras producciones, la compañía apenas ha publicitado la serie que se estrena hoy

  • Los personajes de «Por trece razones» en una escena de la nueva entrega
    Los personajes de «Por trece razones» en una escena de la nueva entrega

Tiempo de lectura 4 min.

22 de agosto de 2019. 23:12h

Comentada
Cecilia García 22/8/2019

ETIQUETAS

La mastodóntica maquinaria publicitaria de Netflix se ha gripado, es posible que por propia voluntad, ante el estreno de «Por trece razones», que a partir de hoy se podrá ver en la plataforma de «streaming» sin que la compañía haya puesto demasiado interés en que lo sepan los espectadores. Las causas solo las saben ellos porque no es una serie que ya consideran desahuciada. Ni mucho menos porque, además de ser una de sus franquicias más rentables, ya está en cartera una cuarta entrega. Lo más probable es que no quieran acaparar más titulares por las escenas explícitas de una serie a la que desde sus inicios le acompañó la controversia. Cuando se estrenó pocos pusieron en duda su calidad, pero sí la conveniencia de que una ficción dirigida en principio a los adolescentes y a los jóvenes, abordase con crudeza, y una aparente frialdad emocional que acrecentaba la angustia de muchos de los espectadores, el acoso escolar y el posterior suicidio de su protagonista Hannah.

En noviembre de 2018, la revista estadounidense «Psychiatric Services» entrevistó a 87 adolescentes ingresados en instituciones psiquiátricas, 43 afirmaron haber visto al menos un episodio y 21 confirmaron que la producción había reactivado sus tendencias suicidas, ya que empatizaban más de la cuenta, no ocultaban un impulso de emulación, con Hannah. Eso sí, solo se referían a jóvenes vulnerables, por lo que se recomendaba que se viese con los padres. En julio de este año llegó otra andanada para la ficción de Bryan Yorkey. Según informó «The Hollywood Reporter», Netflix, después de ser asesorada por varios expertos, tomó la decisión de «suavizar» la escena del suicido de Hannah en la primera temporada, por lo que se procedió a realizar un nuevo montaje, en que no se viese cómo se cortaba las venas.

Más dolor

¿Qué les espera a los espectadores en esta tercera entrega? Más dolor. Ya sin la protagonista, los personajes de «Por trece razones» maduran precipitadamente a causa de los guantazos de le dan los aspectos más escabrosos de la vida. La muerte vuelve a estar presente en forma del asesinato de Bryce Walker, el macho Alpha que lideró el acoso a Hannah y que la violó. Un crimen, y descubrir quién es el culpable entre los alumnos del instituto, es un significativo cambio de registro que puede salir bien... o no. Comenzó como un drama adolescente realista, demasiado para algunos y en la tercera entrega puede diluir su esencia yvulgarizarse. Sin embargo, existe un aluvión de especulaciones que indican que Bryan Yorkey no va a dar su brazo a torcer y seguirá focalizando las tramas en los problemas de adolescentes y jóvenes que pocas veces se abordan sin tapujos. Si se metió de lleno en el acoso ejercido a través de los móviles, la violación, el abuso de poder entre iguales, la actitud pasiva de los centros educativos ante actitudes anómalas que desintegran la autoestima de los más vulnerables y, como se pudo ver en la segunda entrega, la pemisividad ante el uso de armas en institutos... ¿Qué queda? Según algunos medios el aborto en la adolescencia. Así lo sugirió la actriz Annie Winters, que interpreta a Chloe, «El aborto debería ser un tema. No sé si debería ser ella o no. Eso se lo dejo a los guionistas, pero tiene que ser tratado», ha afirmado.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs