Viva el eterno femenino

¿Puede un hombre definirse por su relación con las mujeres? El refrán reza: «Detrás de un gran hombre hay siempre una gran mujer». Pero, en este caso, no sirve para dar respuesta a la pregunta: el protagonista, interpretado por Eduard Fernández, es un auténtico canalla. Su novia, su ex esposa, su madre, su cuñada, su terapeuta, su ex cuñada... A todas acude en busca de ayuda y con todas se comporta mal. «Es tan difícil definir a una persona que esta suma nos da una idea aproximada», asegura el director de «Todas las mujeres», Mariano Barroso. Aunque fue concebida como una película se estrenó en la cadena TNT como serie de televisión. «Sin embargo, nunca renuncié a hacer el filme. Creo que al comprimir la historia, aumenta la tensión; gana en fuerza. Esta película se basa en la esencia del cine, es decir, en el guión, en los actores y en el montaje», añade el director. Sus mujeres son Michelle Jenner, Nathalie Poza, Petra Martínez, María Morales, Marta Larralde y Lucía Quintana, sin duda, un elenco femenino como se ven pocos en el cine español actual.

Un impresentable con suerte

Nacho (Fernández) es un veterinario que se mete en un lío, la gota que colma el vaso de una vida, como poco, desordenada. Para solucionarlo, recurre a antiguas y presentes relaciones. Sin embargo, con todas ellas tiene cuentas pendientes y a todas ellas se tiene que enfrentar para resolverlas. Ellas, aunque conscientes de su sinvergonzonería, adoptan cierto papel maternal. «A pesar de que es un impresentable, están dispuestas a ayudarle. Supongo que tiene una parte humana y desvalida, a la vez que se presenta ante los demás con dignidad, sin ser consciente de lo que es. Me recuerda a las películas carcelarias: todas están convencidas de que va a salir de prisión. No quieren darse cuenta de que no tiene arreglo», añade el director. ¿Qué ocurriría si, en lugar de un hombre, la protagonista fuera una mujer? «Sería una "femme fatale"y nos caería fatal, lo que no es otra cosa que machismo. No olvidemos que vivimos en un país en el que el Dioni es un héroe», asegura Barroso.