• 1

Detección y tratamiento precoces, claves para superar la sepsis

Cada hora de retraso en la administración de antibióticos cuando se produce una infección generalizada se asocia a una disminución de la supervivencia del 7,6%

  • Image

Tiempo de lectura 4 min.

27 de noviembre de 2017. 18:17h

Comentada
Eva S. Corada 27/11/2017

La sepsis, también conocida como septicemia, es una respuesta exagerada del organismo a una infección que depende, fundamentalmente, de factores genéticos.

En España se producen alrededor de 30.000 casos de sepsis al año, de los que fallece, aproximadamente, el 20%. Sin embargo no ha sido hasta la reciente y sorpresiva muerte del fiscal general del Estado, José Manuel Maza, la semana pasada en Buenos Aires cuando «este problema ha trascendido la frontera de la divulgación pública», como señala Antonio Ramos, del Servicio de Medicina Interna del Hospital Puerta de Hierro de Majadahonda, en Madrid, ya que en el ámbito clínico es una realidad que está a la orden del día y de la que los médicos son muy conscientes.

Precisamente dada su prevalencia –uno de cada diez pacientes atendidos en los Servicios de Urgencias sufre patología infecciosa, de los que el 20% ingresará en el hospital y, del total, un 5% tendrán una infección grave o sepsis– y la importancia de su adecuado manejo, en el marco del Congreso Nacional que la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI), celebrado esta semana en Madrid, tuvo lugar la mesa redonda «Infecciones graves en situaciones de urgencias».

Fiebre, afectación del estado general, ligera confusión con leve mareo y otros síntomas, que dependerán de la localización de la infección (por ejemplo, en el caso de una de tipo urinario serían orinar más a menudo o tener sensación de escozor), son algunas de las señales que deben hacernos sospechar y acudir al hospital. «Este cuadro clínico se identifica cuando se cumplen dos de estas tres variables: confusión mental, tensión arterial sistólica menor de 100 ml/hg y una frecuencia respiratoria por encima de 22», explica el doctor Ramos.

Estas tres variables constituyen la llamada «Escala quick SOFA», la herramienta para diagnosticar la sepsis. Cuando esto sucede, el paciente entraría en un protocolo en el que hay que sacar cultivos, administrar suero y antibióticos de amplio espectro rápidamente, aproximadamente en la primera hora. «De esta actuación rápida puede depender el pronóstico del paciente». Y es que la detección clínica precoz resulta fundamental en esos casos, pues cada hora de retraso en la administración de antibióticos se asocia a una disminución de la supervivencia del 7,6%.

«Desde el comienzo de la hipotensión (infección grave-sepsis), si el antibiótico se administra en los primeros 30 minutos, la mortalidad será del 17,3%; si se da entre una o dos horas, la mortalidad ascenderá al 29,5%; y a las seis horas será del 58%», tal y como explica Fernando Marcos, jefe de Servicio de Medicina Interna del Hospital General Nuestra Señora del Prado de Talavera de la Reina (Toledo).

El reto de la detección precoz

Es por ello que el reto fundamental en el abordaje de estos pacientes, tal y como se destacó en el congreso, es realizar una detección clínica precoz y un tratamiento lo antes posible, al menos antes de la primera hora de la evolución. «Hay que tratar de disminuir la mortalidad, las complicaciones y las estancias hospitalarias», asegura el doctor Marcos.

Realizar seguimiento de los hemocultivos extraídos en urgencias a pacientes dados de alta a domicilio, para observar su evolución y la idoneidad o no del tratamiento antibiótico indicado en Urgencias es otra cuestión de importancia. «En este sentido, en un porcentaje no despreciable de casos hay que modificar el tratamiento antibiótico indicado inicialmente en urgencias», apunta Marcos. También resulta clave mantener contactos telefónicos con los pacientes dados de alta de Urgencias con procesos infecciosos de corta evolución para saber la evolución de los mismos en las siguientes 24-72 horas, añade el experto.

Además, para mejorar el pronóstico del paciente y homogeneizar su atención el Ministerio está trabajando en la realización de una guía de implantación nacional del llamado «Código sepsis».

Contenido relacionado

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs