martes, 06 diciembre 2016
09:36
Actualizado a las 
Ofrecido por:
  • 1
Economía

Signus, una década a favor del medio ambiente

ETIQUETAS

Miembros de Signus y de sus empresas colaboradoras recibieron un reconocimiento por su labor, en sus diez años de vida, en pro de la conservación del entorno natural
Miembros de Signus y de sus empresas colaboradoras recibieron un reconocimiento por su labor, en sus diez años de vida, en pro de la conservación del entorno natural

En el mundo se producen cambios bastante llamativos, pero que tienen efectos ínfimos y, además, hay otros que, si bien pasan casi desapercibidos, suponen unas consecuencias trascendentales para el avance de la vida humana en el planeta. Entre los de la segunda categoría se encuentra la creación de Signus (Sistema integrado de gestión de neumáticos usados), entidad autodefinida como «sin ánimo de lucro» y que fue puesta en marcha el 1 de octubre de 2006, con motivo de la aprobación del Real Decreto 1619/2005. A través de esta legislación se imponía a los productores e importadores de neumáticos unas obligaciones concretas acerca del reciclaje de las gomas ya utilizadas con el fin de que no fuesen abandonadas en un vertedero o en plena naturaleza dañando el medio ambiente. Para cumplir con estas obligaciones, un grupo de empresas olvidaron su competencia en el mercado y unieron fuerzas bajo las siglas de Signus con un éxito rotundo como demuestran las cifras expuestas en la celebración del décimo aniversario de la compañía el pasado jueves en Madrid.

Su presidente, Mark Tejedor, afirmó que durante su primera década de vida, Signus ya ha establecido 45.000 puntos de recogida de neumáticos, y ha recolectado hasta dos millones de toneladas de gomas o lo que es lo mismo, 280 millones de unidades. Por otra parte, Tejedor añadió que mediante la entidad se han creado más de 500 empleos y se ha intervenido en más de 30 proyectos de I+D, lo que respalda que Signus tenga «un impacto bastante diverso en la sociedad», tanto en la conservación del entorno natural como en la evolución de la civilización. De este modo, la compañía sigue la fórmula que el secretario de Estado para el Medio Ambiente, Pablo Saavedra, dio para «evitar que se produzca un colapso de los recursos del planeta». Según Saavedra, «hay que replantearse la manera de explotación proveniente de la revolución industrial que todos creíamos adecuada», y hoy en día de lo que se trata es de «actuar desde ya, unidos, para pasar de un modelo económico en el que se produce, se consume y se deshecha, a otro que sea más sostenible». Con esto se podrían evitar desastres como el ocurrido el pasado mayo en la localidad toledana de Seseña, en cuyo vertedero de neumáticos ardieron cerca de 80.000 toneladas de goma, causando una nube de humo negro que contaminó fuertemente el ambiente de la zona.

Con esta catástrofe aún reciente en la memoria, no es de extrañar que «las empresas del sector se siente orgullosas de la labor de Signus en la recogida de neumáticos para su reciclaje», tal y como aseguró el director general de la entidad, Gabriel Leal. Apuntó que varios de los destinos que tienen las gomas recopiladas son «las fabricaciones de cementeras para elaborar energía eléctrica que sustituye a los combustibles fósiles, o para retomar neumáticos que pueden tener un segundo uso». También tienen otros objetivos más cotidianos como el desarrollo de cal caucho que cubre el césped artificial en los campos de fútbol o la confección de suela de diferentes calzados. No obstante, como recordó Leal, «reciclar cuesta dinero» y, por ello Signus cobra una simbólica tasa de 1,33 euros a los colaboradores que ceden sus neumáticos ya deteriorados, una cifra que se ha visto reducida durante estos 10 años, pues comenzó siendo de 1,98 euros, por lo que se deduce que la prioridad no, es precisamente, la rentabilidad, sino «la protección» del medio ambiente.

Una meta solidaria que comparten las decenas de empresas galardonadas en el acto que festejaba el cumpleaños de Signus y que, desde 2006, llevan permitiendo que sus neumáticos puedan tener una segunda vida y no se conviertan en basura que pone en peligro la salud del ciudadano y de la naturaleza. Así, esta cooperación conjunta entre entidades del sector se resume en el lema con el que Signus ha querido celebrar su aniversario: «Diez años aportando valor juntos».

Una nueva estrategia

Quizá por «lo difícil que es comunicar sobre neumáticos usados», como declaró Mark Tejedor, poco conocemos de los proyectos sostenibles implantados en este sector. Sin embargo, en 2010 Signus llevó hasta el Ministerio de Medio Ambiente su primer Plan de Prevención de neumáticos fuera de uso, que estuvo vigente hasta 2013. Nuevamente en 2014 comenzó su andadura el II Plan Empresarial de Prevención para los neumáticos fuera de uso que seguirá en marcha hasta el año 2017. Esta renovada estrategia incluye hasta 16 medidas cuyos objetivos son, según indica Signus en su página web, «alargar la vida útil de los neumáticos y facilitar su reutilización, reciclado y otras formas de valorización, incorporando medidas de prevención». Además, añade que las medidas deben ser tomadas durante las distintas fases de vida de un neumático, es decir, «el diseño, la producción, la distribución y el consumo». Para que este plan sea fructífero, Signus requiere que las empresas productoras adquieran el compromiso de informar sobre cuál es el seguimiento de las disposiciones aplicadas y así conocer en qué magnitud se ha cumplido con el programa establecido con el fin de elaborar en el futuro planes que sigan avanzando en este sentido.

SIGUENOS EN LA RAZÓN
  • 1
    Blogs
  • 1

    TU ECONOMIA versión impresa

    Tu Economía Nº128

  • 2
    Tu Economía Nº127
  • 3
    Tu Economía Nº126
  • 4
    Tu Economía Nº125