Samsung olvida la pesadilla de las baterías

La marca prevé un buen año de ventas en España

  • Samsung, durante su presentación en la feria IFA
    Samsung, durante su presentación en la feria IFA
Juan Palop.  Berlín.

Tiempo de lectura 4 min.

01 de septiembre de 2017. 06:54h

Comentada

Tras los récords empresariales del primer semestre, Samsung tiene «buenas expectativas» para fin de año, afirma en una entrevista a Efe el vicepresidente de Movilidad en Samsung España, Celestino García, que da por superado el «traspié» de la crisis de las baterías.

García, que se encuentra en Berlín con motivo de la feria de tecnología de consumo IFA, cree que Samsung ha convertido esa crisis en una «ventaja competitiva» al mejorar los estándares de calidad e imagina un futuro con ropa y calzado inteligentes, coches que se comunican con su entorno y asistentes personales que facilitan el día a día.

El segundo semestre del año «tiene una tendencia muy buena» para Samsung, según el directivo, que apuntÁ que en ese período empezará a reflejarse en los resultados empresariales la acogida de sus dos nuevos buques insignias, el S8 y el Note 8.

En concreto, la coreana espera una «muy, muy buena» campaña navideña en España por la combinación de factores externos -como el «mejor entorno económico», la calidad de las redes y los canales de distribución- y elementos internos, como el reciente lanzamiento de sus dos dispositivos de referencia.

Con respecto al Note 8, que se presentó la semana pasada, Samsung confía a nivel global en superar los once millones de unidades vendidas y ve en España una aceptación «absolutamente brutal», ya que las preventas para este «smartphone» en ocho días son superiores a las de la versión anterior en todo el período previo a su comercialización.

«Estamos en un momento realmente increíble. Esperamos una muy, muy buena campaña», asegura.

García enfatiza que Samsung es la segunda compañía del mundo que más invierte en investigación y desarrollo porque «innovar es la clave» y apunta que el gigante surcoreano está centrando actualmente en conectar los distintos aparatos entre sí y en dotarlos de inteligencia.

Estos elementos, conocidos en el argot del sector como interconectividad, internet de las cosas (IoT) e inteligencia artificial (AI), confluyen de modo especial en los denominados «wearables», las tecnologías ponibles o vestibles, como los relojes o las gafas inteligentes, explica García.

«Estamos en el principio del principio de los ‘weareables’. Viene un mundo de posibilidades realmente increíble y estamos explorando con determinados socios, en campos muy diferentes, la aplicación de esas tecnologías. Y aquí lo dejo», afirma.

Aunque evita desvelar planes concretos, el vicepresidente de Movilidad de Samsung España apunta que «el ‘weareable’ es una industria en construcción» que va a dar «muchas alegría» al sector y que se va a desarrollar como «elemento complementario» al «smartphone».

«Soñando un poco, veremos productos que se van incorporar en nuestra ropa, en nuestras zapatillas ,en nuestras gafas, en nuestras gorras,... elementos que se van a poder incluso cargar con la recepción de luz solar», describe.

Samsung, agrega, irá estudiando el apetito del mercado y la capacidad de los consumidores de ir adoptando estos nuevos productos para irlos lanzando progresivamente.

Un ámbito de futuro en el que Samsung está haciendo un «esfuerzo importantísimo» es el de la inteligencia artificial, destaca García, que indica que la compañía quiere dotar a todos sus dispositivos de su asistente virtual «Bixby», que por el momento sólo se encuentra disponible en inglés.

Aquí queda «muchísimo por hacer», considera, porque Samsung aspira a que «Bixby» «vea, escuche, sienta y también que huela y saboree... estos son los dos grandes sentidos en los que estamos trabajando también».

Otro sector que está en ebullición es el del automóvil, reconoce el directivo español, que explica que Samsung está interesado tanto en la comunicación de vehículos entre sí y con su entorno como en la «tremenda oportunidad» que supone ese nuevo tiempo libre de los ocupantes del vehículo que ya no tienen que conducir.

García destaca que la adquisición de la empresa estadounidense Harman -firmada hace menos de un años por 8.000 millones de dólares) evidencia la «apuesta» de Samsung por el coche inteligente y conectado.

Contenido relacionado

Red de Blogs

Otro blogs