Actualidad

“De sus sueños, no ha quedado más que silencio”

Hiroshima y Nagasaki fueron los lugares elegidos por el Santo Padre para dar su discurso antinuclear