Detenido por atar a su pareja al sofá para que no saliera en Nochebuena

El agresor fue a denunciar a su mujer a la Policía Local de Sevilla por las heridas que le causó al intentar resistirse

Emergencias de Sevilla
Emergencias de SevillaEmergencias SevillaLA RAZÓN

Agentes de la Policía Local de Sevilla han detenido a un varón de mediana edad, que maniató a su pareja sentimental al sofá después de agredirse ambos anoche, cuando discutieron porque ella quería salir tras la cena de Nochebuena, a lo que él se negaba. Los hechos ocurrieron sobre las 03:00 horas de la pasada madrugada, cuando un hombre, que presentaba diferentes lesiones, se personó en la entrada de la Jefatura de la Policía Local para denunciar que había sido agredido por su pareja, según ha informado este miércoles un comunicado de este cuerpo policial. El varón explicó a los agentes que después de la cena, la mujer quería salir de casa y él no, situación que derivó en una discusión y posterior agresión mutua, tras la que redujo a su pareja y la maniató a un sofá para que no saliese del domicilio.

La patrulla se trasladó a la vivienda, donde localizó a la mujer sentada en un sofá y con lesiones en el rostro, quien explicó a los agentes que, tras la cena de Nochebuena, propuso a su pareja salir, a lo que él no accedió, lo que derivó en una discusión cada vez más violenta, hasta que el detenido la maniató con un cable al sofá, lo que ella intentó evitar agrediéndolo.Igualmente, explicó que el domicilio donde residen tiene todas las habitaciones alquiladas, por lo que ella gritó y pidió ayuda, acudiendo otro inquilino que la soltó de la atadura.Añadió que ella y su pareja tienen en común dos hijos y que estas agresiones se han repetido en numerosas ocasiones debido a que permanece obligada por su pareja “a estar a su entera voluntad”.

El testigo de los hechos manifestó que, al escuchar la discusión, comenzó a grabar lo que sucedía con su teléfono móvil, por lo que ha sido informado por los agentes de la obligación de mantener dicha grabación a disposición judicial. La Policía Local trasladó al varón a un centro médico para que le atendieran las heridas que presentaba y posteriormente lo llevó a dependencias policiales, donde quedó a disposición judicial, mientras que la mujer también fue trasladada a un centro hospitalario para ser atendida.