Solteras, con estudios primarios y desempleadas, el perfil de las personas agredidas que piden ayuda

La Junta lanza una campaña en redes sociales para acercar el Servicio de Atención a Víctimas en Andalucía (SAVA)

La mayoría de las mujeres que son maltratadas en Andalucía viven en una capital de provincia
La mayoría de las mujeres que son maltratadas en Andalucía viven en una capital de provincia

El 85,6% de las víctimas que solicitaron la atención del SAVA en el primer semestre de 2019 son mujeres y la mayoría de los delitos por los que se solicitó las prestaciones de este servicio fueron: torturas y otros delitos contra la integridad moral (24,5%), lesiones (23,4%), contra la libertad (22,4%) y contra la libertad sexual (8,1%).

El perfil medio del usuario del SAVA refleja que se trata mayoritariamente de una mujer, de entre 30 y 44 años, soltera, con estudios primarios, en situación de desempleo, con domicilio en una capital de provincia, que ha sufrido un delito de tortura o contra la integridad moral y cuya relación con el autor del delito es de expareja. Por contra, el perfil medio del victimario refleja que es un hombre, también de entre 30 y 44 años, ya que el 92% de los presuntos autores del delito que motiva la asistencia al SAVA son de género masculino.

Por otro lado, el 79,3% de las personas que acudieron al SAVA acabaron interponiendo una denuncia por los hechos que motivaron su asistencia, mientras que el 16% decidió no hacerlo tras recibir la información de los profesionales. En cambio, el 4,5% optó por retirarla. Asimismo, en las dependencias del SAVA de las ocho provincias andaluzas se ha atendido a 493 menores de edad, 344 niñas y 149 niños, como víctimas también de delitos.

La Junta puso en marcha este recurso una vez que en 1997 asumió las competencias en materia de Justicia y actualmente tiene en funcionamiento nueve oficinas. En la página web de la Consejería de Justicia se puede encontrar más información sobre el funcionamiento del SAVA y los servicios que presta.