Imbroda asegura que el pin parental “ya está recogido” en las leyes educativas: “Los padres pueden decidir”

El vicepresidente de la Junta, Juan Marín, asegura que la propuesta no figura en los presupuestos y Vox mantiene que si no cumplen con el acuerdo firmado “tendrá consecuencias”

Thumbnail

El consejero de Educación y Deporte, Javier Imbroda, ha afirmado hoy que en el marco normativo de Andalucía “ya está recogido” el pin parental y que no tolerará “ningún gesto, ningún atisbo, ni ninguna transmisión de desconfianza hacia nuestros docentes”.

En declaraciones a los periodistas antes de visitar un instituto en Sevilla, el consejero ha expuesto que se ha abierto un “debate interesado” por algunas fuerzas políticas para “polarizar” con un asunto que “no debería ser tal”, el del pin parental, porque “el marco normativo actual ya recoge esa opción de que los padres puedan, de alguna manera en alguna actividad, elegir” si sus hijos participan en ciertas actividades porque son proyectos educativos que parten de los centros desde el comienzo de curso.

"Ya se sabe antes de empezar el curso qué programa, qué plan educativo tienen nuestros niños, y además esos planes educativos están aprobados por el Consejo Escolar, donde están representados los padres y madres, con lo cual es un tanto artificial este debate que se está generando", además de "absurdo", ha afirmado Imbroda, para quien "el marco normativo actual da cobijo a esa posibilidad de que los padres puedan decidir".

Así las cosas, ha considerado que se puede optar por reforzar la Inspección Educativa por si se da “alguna actividad que no ha sido correcta” y que las quejas de padres por este asunto son “aisladas”, aunque pide tener en cuenta que en Andalucía, donde hay casi dos millones de alumnos, “es posible que se den”.

En este punto, ha subrayado que no va a tolerar desconfianza hacia los profesores ni al sistema educativo y que cuando se dan estos casos la Consejería reacciona mediante la Inspección Educativa, que “actúa, corrige y si tiene que sancionar, sanciona”. “Ya tenemos los mecanismos necesarios para poder contrarrestar cualquier actividad que no se ajuste al programa educativo” de cada centro que, como ha reincidido Imbroda, ha sido previamente aprobado por su Consejo Escolar, formado por docentes, personal administrativo, padres y madres.

Preguntado por la incidencia del acuerdo para los Presupuestos autonómicos 2020 firmado con Vox por los partidos de gobierno en la Junta de Andalucía, PP y Ciudadanos, sobre la aplicación del pin parental, Imbroda ha asegurado que acordaron "estudiar" qué sumar al sistema educativo, como "alguna autorización previa de los padres en alguna actividad extracurricular", dado que "las curriculares son ley" y no va a contradecirla. "¿Podríamos sumar esa autorización previa? Estábamos analizándolo, la verdad, pero con absoluta calma, no en esta vorágine que tanto ha generado Vox por un lado como el Gobierno por otro", ha concluido.

El jueves 16, Ciudadanos alcanzó un acuerdo con PP y Vox para desbloquear las cuentas autonómicas en la Región de Murcia que incluye este pin parental. Al día siguiente, el portavoz de Cs en la Asamblea regional, Juan José Molina, anunció que pedirán al Consejo de Murcia uninforme de los servicios jurídicos para "aclarar" la legalidad del pin parental. Ese mismo día, el Gobierno de Pedro Sánchez remitió a Murcia un requerimiento para que proceda a la retirada de las instrucciones enviadas a sus centros educativos a principio de curso donde permitía el pin parental.

En aquellas instrucciones, la Consejería de Educación de Murcia establecía que los centros educativos debían informar a las familias de las “actividades complementarias” previstas en clase para que decidieran la asistencia de sus hijos. Una posibilidad de “veto” que el Ministerio de Educación considera “ilegal” y que vulnera “el derecho a la educación” de los escolares.

No se va a dar ni un solo paso atrás en ningún derecho

Por su parte, vicepresidente de la Junta de Andalucía y consejero de Turismo, Regeneración y Administración Local, Juan Marín, ha afirmado que “en los presupuestos del 19 y del 20 de Andalucía en ningún momento se recoge esta situación”, afirmando, además, que en dicha comunidad autónoma “no se va a dar ni un solo paso atrás en ningún derecho”.

En declaraciones a los periodistas tras presentar en Córdoba junto al consejero de Economía, Conocimiento, Empresa y Universidad, Rogelio Velasco, y al alcalde de la ciudad, José María Bellido (PP), la segunda fase de las obras del Palacio de Congresos, Marín ha insistido en que, no solo no se recoge en los presupuestos andaluces un acuerdo sobre el 'PIN Parental', "ni por supuesto está en la voluntad de este gobierno" de PP y Cs en Andalucía el "derogar ni dar un solo paso atrás en derechos adquiridos a lo largo de la democracia".

A cuenta de ello, Marín ha dicho que el PSOE "es un verdadero maestro en desviar la atención sobre las necesidades de la Educación pública" en Andalucía y en España, "porque, después de 37 años de gobierno socialista en Andalucía", dicha comunidad "está a la cabeza del abandono y del fracaso escolar en este país", siendo "una de las comunidades autónomas con peores datos educativos a nivel europeo", lo que, a su juicio, demuestra que "el sistema obsoleto y caduco del PSOE ha fracasado".

Eso es de lo que hay que hablar, según ha argumentado Marín, sobre si el presidente del Gobierno, el socialista Pedro Sánchez, y el PSOE andaluz "están dispuestos a hablar de un Pacto Nacional por la Educación, que garantice la igualdad entre todos los ciudadanos", y que se trate la cuestión de la "financiación, que es de lo que no quiere hablar el PSOE", para saber si los andaluces van a "tener las mismas oportunidades y la misma financiación" para la Educación pública que en otras comunidades.

A este respecto, al vicepresidente del Gobierno andaluz le preocupa si “se seguirá manteniendo el PIN Parental en Cataluña”, pues se está “castigando a todos los españoles que quieren estudiar en Cataluña y los obligamos, incluso a los padres que viven en Cataluña, a que sus hijos reciban la Educación en Catalán”, siendo ésta una cuestión “a la que tendrían que responder algunos responsables del PSOE”.

El “compromiso” de la Junta con Vox

Por último, el portavoz del grupo parlamentario Vox en Andalucía, Alejandro Hernández, ha asegurado que su partido político tiene el “compromiso” del Gobierno andaluz para “sacar adelante” el pin parental, una medida que, como ha recordado, está recogida en los acuerdos que ha suscrito con el PP-A y Ciudadanos (Cs), de investidura y presupuestario. Ha precisado que dicho compromiso contempla llevar a cabo “las modificaciones normativas que se consideren necesarias”.

En rueda de prensa, Hernández ha explicado que quieren que el pin parental se ponga en marcha "lo antes posible" pero que entienden que los plazos deben abordarse con "sentido común" en función de las circunstancias, si bien insiste en que forma parte de los acuerdos y que no cumplirlo "tendrá repercusiones" que no ha precisado: "Ya se verán".

Así las cosas, ha insistido en que la aplicación de esta medida lo que persigue es “garantizar el derecho de los padres” a elegir sobre la educación de sus hijos, concretamente en cuanto a las actividades complementarias “que no son impartidas por docentes, sino por todo tipo de asociaciones” y que deberían ser conocidas por los padres, lo que “se incumple en muchísimos casos”.

"Se solicita algo de sentido común y con absoluto respaldo en las normas nacionales e internacionales", ha abundado el parlamentario de Vox, que ha avanzado que a lo largo del este lunes se reunirán con representantes de la Consejería de Educación para ver este asunto.

Hernández ha incidido en que si bien "por parte de la Consejería de Educación ha habido durante un tiempo una serie de mensajes más o menos equívocos, ahora mismo sabemos y tenemos constancia de que se va a trabajar de manera efectiva y decidida para que el pin parental, en los términos recogidos en el acuerdo, sea una realidad, llevando a cabo las modificaciones normativas que se consideren necesarias".

Ha defendido, respecto a la normativa que pueda dar amparo al pin parental, que "todo es susceptible de ser modificado" si es necesario, "siempre con respeto a la legalidad vigente".

"Los valores superiores recogidos en la Constitución no pueden ser contravenidos en ninguna actividad complementaria", ha agregado antes de advertir de que en algunos de los talleres a los que se refiere, "según denuncias de los padres, afirman cosas como que todas las personas tienen que tener derecho a disfrutar de la sexualidad, también un niño de ocho añitos; o que las relaciones intergeneracionales cada día están más perseguidas social y penalmente, despertándonos un día sí y otro también con más que dudosos éxitos policiales, cuando una persona tiene una relación con cualquier persona no tiene por qué hacer daño a nadie".

Estos contenidos, según ha indicado Hernández, "han sido denunciados por los padres" y, entre otros, también ha señalado otros contenidos como que "la heterosexualidad es una condición que puede ser más o menos permanente, que mientras el sexo es biológico el género está definido socialmente, que nuestra compresión de lo que significa ser una mujer o un hombre evoluciona durante el curso de la vida, que cada cultura puede definir el género, que todas las prácticas heterosexuales pueden ser practicadas por homosexuales y viceversa o que las prácticas entre homosexuales son más gratificantes a medida que aumenta la aceptación de la propia homosexualidad".

"El PP-A y Cs, cuando tratan estos temas, son extremadamente cuidadosos para que nadie les califique de ultras o radicales, pero lo que decimos es que se cumpla la Constitución y los padres tengan derecho a elegir si sus hijos van a estas actividades, aplicando el sentido común", ha agregado el representante de Vox en Andalucía.

Hernández ha asegurado que en Vox “no negamos la diversidad sexual y nunca diremos ni abogaremos por ninguna discriminación hacia las personas por razón sexual, sino que condenamos siempre cualquier agresión o acoso” en este sentido, especialmente en los centros educativos “por la especial vulnerabilidad de los niños y de los jóvenes”.

No obstante, si bien entienden razonable que tenga lugar "cualquier actividad que tenga por objeto hablar del respeto diversidad sexual, más allá del derecho de los padres a decidir en qué tipo de actividades quieren que colaboren sus hijos", quieren que el pin parental se aplique al "catálogo de actividades complementarias que son impartidas no por personal docente, sino por asociaciones de todo tipo".

"Es una cuestión de sentido común, habrá familias que no tendrán inconveniente en que unos niños sean educados de esa manera, pero hay que respetar el derecho de los padres que no quieran que sus hijos reciban este tipo de charlas", ha agregado antes de apuntar que la medida que plantean "no es un atentado contra la diversidad".

De otro lado, Hernández ha criticado durante la rueda de prensa el tratamiento que de este asunto están haciendo los medios, sobre todo los públicos, por hablar del pin parental y “no recoger la postura de Vox”, en alusión a TVE y Canal Sur.