El reconocimiento tardío por parte de Díaz del error en la abstención a Rajoy remueve al PSOE

Críticos los achacan a su «instinto de supervivencia». Mientras el sector oficialista se felicita por la corrección y afirma compartir sus palabras, otros socialistas transmiten que llega tarde y le reprochan su «incoherencia»

La líder del PSOE-A y ex presidenta de la Junta, Susana Díaz, en el Parlamento andaluz
La líder del PSOE-A y ex presidenta de la Junta, Susana Díaz, en el Parlamento andaluzManuel Olmedo

Cada negación de sí misma evidencia que sigue en su laberinto. «Yo me equivoqué, me equivoqué cuando defendí que este país tenía que tener un Gobierno, aunque fuera muy de derechas como el suyo, y acertó Pedro Sánchez. ¿Sabe por qué? Porque lo hicimos por generosidad con España, queríamos que tuviera un Gobierno y pensábamos que su partido cuando le tocara a la inversa pondría a España por delante de sus intereses», aunque no ha sido así. Con esas frases, pronunciadas en el plenario del Parlamento andaluz este martes durante el debate con el presidente de la Junta, Juanma Moreno, en torno al primer año de gestión del Ejecutivo regional de PP y Cs, la secretaria general del PSOE-A, Susana Díaz, renegó de haber promovido la abstención de los socialistas ante la investidura de Mariano Rajoy tras las elecciones generales de 2016. Y no fue una decisión cualquiera. Provocó una enorme grieta en el partido y la dimisión del ya entonces secretario general de la formación, renacido luego para recuperar ese cargo y convertido hoy en presidente del Gobierno central, Pedro Sánchez.

Las palabras de Díaz levantaron polvareda no sólo fuera del PSOE, también dentro. El portavoz parlamentario de los socialistas andaluces, José Fiscal, defendió ayer que a la líder de su partido le honraba «como persona y como política» haber hecho «autocrítica» y quiso dejar claro que suscribía «al 100%» las afirmaciones de Díaz. No fue el único. En las redes sociales, ex consejeros, ex directivos andaluces, diputados o actuales cargos orgánicos de la formación compartieron un vídeo en el que se recogía ese momento del pleno parlamentario y le mostraron su apoyo. La secretaria general del PSOE de Sevilla, Verónica Pérez, por ejemplo, escribió en su perfil de Twitter: «Pues sí Susana Díaz nos equivocamos, nos equivocamos al pensar que el PP antepondría los intereses de España y actuaría con la misma generosidad y sentido de Estado que el PSOE. Nos equivocamos y acertó Pedro Sánchez. Reconocer los errores te hace mejor persona y política». Pero, no todos los socialistas hicieron la misma lectura, aunque sólo algunos se atrevieran a expresar otra en abierto. Sí dieron un paso al frente desde el sector crítico sevillano que ya ha mostrado abiertamente su distancia con la propia Pérez y con Díaz. El portavoz de «Hacer+PSOE», como han denominado a la corriente, Juan Silva, dedicó a Díaz la canción de Joan Manuel Serrat que arranca con un «Se equivocó la paloma, se equivocaba» y que voló en los grupos socialistas de WhatsApp, junto a la de Rocío Jurado que dice: «Cuando supe toda la verdad, señora, ya era tarde para echar atrás». El ex alcalde de El Coronil, Jerónimo Guerrero, de su lado, recordó en Facebook que hace meses todos los socialistas «alardearon» de que el PSOE hubiese actuado «como un partido responsable y de Estado cuando se abstuvo» y ahora, «de la noche a la mañana», Díaz señala que fue un error, es decir, «que el PP actuó bien al no hacernos caso cuando le pedíamos que actuaran como lo hicimos nosotros». «Y después el incoherente soy yo», ironizó.

Desde fuera de los márgenes del PSOE-A, la ex europarlamentaria Elena Valenciano expuso a través de Twitter y en respuesta al comentario de Pérez: «La verdad es que no defendimos la abstención pensando en que los populares harían lo mismo si surgía la ocasión. Algunos lo hicimos pensando que era lo mejor para nuestro país y nuestra democracia. Por eso, ahora, hemos podido exigir ese mismo comportamiento al PP» y acabó con la etiqueta «#NoSomosIguales». En privado, los comentarios se multiplicaron. Fuentes del partido trasladaron a este diario que las aseveraciones de Díaz respondieron «al instinto de supervivencia» de quien «no quiere ver que cada vez hay más gente que no la votaría como candidata socialista a la Presidencia de la Junta», aunque ni siquiera haya todavía «alternativa real» a su cartel electoral. Hay huidas hacia delante que se clavan.