Tres pasos que salvan niños en países de conflicto

«Superbebés». Iniciativa multisensorial itinerante sobre la mortalidad neonatal de Médicos Sin Fronteras

Amir, un bebé de Sudán del Sur, que nació pesando 1,38 kg, lleva algo más de un mes con vida. Aunque desde los países occidentales, el riesgo durante el nacimiento prematuro casi no se contemple, en países de conflicto como el de Amir, la supervivencia se podría considerar casi milagro.

En la actualidad, según datos ofrecidos por la fundación Médicos sin Fronteras, cada minuto mueren cinco bebés, rozando los 7.000 niños al día. Más de dos millones de recién nacidos que cada año pasan su primer mes de vida a contrarreloj. Las tres principales causas de mortalidad que padecen estos bebés, según Médicos sin Fronteras, son los partos prematuros, las complicaciones en el parto –por asfixia perinatal– o infecciones neonatales; situaciones que «aquí son muy sencillas de tratar y que estamos acostumbrados a que cuando un niño nace con estos problemas lo traten directamente» pero que, en países con bajos recursos, la prevención de mortalidad se hace más difícil, asegura el delegado de Médicos Sin Fronteras en Andalucía, Carlos Bustamante. Aunque en los últimos treinta años se haya experimentado una reducción casi al 50% en lo correspondiente a las cifras de mortalidad infantil, los fallecimientos de recién nacidos se han ralentizado. Según los datos que maneja esta fundación, antes del primer mes de vida, casi la mitad de las muertes en menores tienen su origen en estas tres causas. No obstante, Médicos sin Fronteras trabaja día a día para erradicar esta situación consiguiendo salvar el 80% de estas vidas. Lo extraordinario de la acción humana que Médicos sin Fronteras ofrece en cada uno de los más de 70 países donde actúan, radica en la facilidad que puede suponer salvar una vida si se ejerce la ayuda y la asistencia necesaria. Con estrategias sencillas de actuación, estos médicos están convencidos de que pueden reducirse dos tercios del número de muertes. En el caso de Amir, el pequeño sursudanés sufrió un parto prematuro que ocurre cuando el peso del bebé está por debajo de 2.500 gramos. Ante esta situación, un sencillo truco como es el método canguro, que consiste en cargar de manera prolongada al bebé contra la piel de la madre con una manta especial, es capaz de reducir hasta un 40% de la mortalidad neonatal disminuyendo en un 80% el riesgo de hipotermia.

Historias como la de Amir se han trasladado a la céntrica plaza de la Encarnación de Sevilla mediante la iniciativa multisensorial «Superbebés» para sensibilizar a la población con respecto a este tema. La atención médica básica es un privilegio al que en los países en situaciones de conflictos es casi imposible acceder siendo, casualmente, los países con el índice de mortalidad neonatal más alto, aseguran fuentes de la asociación. «Es inaceptable que todavía hoy sigan muriendo recién nacidos sólo en función del lugar donde hayan nacido», indica Nadia Lafferty, pediatra miembro de Médicos Sin Fronteras. La iniciativa que ocupó la plaza de la Encarnación en Sevilla y que recorre toda la geografía española consiste en trasladar la realidad de muchos países en crisis humanitaria que experimentan dificultades para acceder a la atención médica básica. «Es importante trasladar estas realidades a ciudades como Sevilla para sensibilizar a la población de las altas tasas de mortalidad de neonatos», señala Bustamante. Aboga por la incorporación de sumar más técnicas «sencillas y baratas» que salvan a «casi el 50% de estos niños» con el fin de paliar las «dramáticas cifras» con las que conviven las familias, por ejemplo con la atención respiratoria manual de una sencilla bolsa-máscara de respiración o con antibióticos para las infecciones neonatales.

Desde la administración, el teniente de alcalde delegado de Juventud y Cooperación al Desarrollo, Juan Antonio Barrionuevo, entiende que, aunque los proyectos en los territorios «son más visibles», este tipo de campañas «son vitales y más cuando los números cantan». Según el delegado, el ejercicio presupuestario en materia de cooperación al desarrollo aseguró haberse aumentado en lo que respecta tanto a las actividades como a la partida destinada a asociaciones que trabajan en pro de mejorar las condiciones de vida de la población sevillana y la migrante.