Actualidad

Evitar los bulos en el cáncer de mama

Este tipo de tumor es la patología más consultada a través de los navegadores

Este tipo de tumor es la patología más consultada a través de los navegadores

Publicidad

Los bulos en las redes sociales están a la orden del día. El problema llega cuando esos bulos, y más si son de enfermedades tan importantes como lo es el cáncer de mama, afectan a mujeres en tratamiento o recientemente diagnosticadas. Esto puede tener unos efectos muy negativos, como el retraso de un diagnóstico, problemas emocionales o incluso una inferencia en el tratamiento prescrito por el oncólogo médico.

“En ocasiones, nos encontramos con personas que llegan demasiado tarde a tratarse porque alguien en su momento las convenció de que no debían hacerlo”, explica la doctora Mireia Margelí, del Servicio de Oncología Médica del ICO Badalona, del Hospital GermansTrias i Pujol, y vocal de la Junta Directiva de Geicam (Grupo de Investigación en Cáncer de Mama). Esta oncóloga también destaca el impacto emocional de las falsas ideas, que provocan desconfianza y generan prejuicios sobre las terapias oncológicas pero también acerca de la atención sanitaria y la medicina tradicional.

Además, los profesionales sanitarios, como la jefa de la Unidad de Mama de MD Anderson Cancer Center Madrid, Laura García, alertan del exceso de información sobre el cáncer de mama que circula en redes sociales que, en la mayoría de las ocasiones, carece de base científica. Los bulos más frecuentes que se pueden encontrar son algunos como:

Publicidad

Sujetadores

Es uno de los bulos más antiguos de los que se dice que pueden causar cáncer de mama por la obstrucción del tejido linfático.Una afirmación que la doctora García considera completamente vacía de sustento científico. "Es cierto que se prohíben los sujetadores con aro tras una cirugía de cáncer de mama y, en su lugar, se recomiendan los sujetadores deportivos, pero esto es solo una recomendación quirúrgica y no tiene nada que ver con el desarrollo y/o progresión del tumor", destaca la experta.

Publicidad

Desodorante antitranspirables

El mito es que pueden causar cáncer de mama. En este caso, existe incluso un estudio publicado en el "Journal of the National Cancer Institute"que demuestra que no existe ninguna relación entre el tipo de desodorante que utilicemos y la aparición de cáncer de mama.

Hábitos alimenticios

Los hábitos alimenticios como dietas milagrosas en las cuales entran la cetogénica, la alcalina o la macrobiótica, hasta alimentos prohibidos como la soja o la cafeína. Por ejemplo, en el caso de la soja, la doctora García destaca que "no existe ninguna recomendación de la American Cancer Society que sugiera que la soja está contraindicada", y apunta a la "total y absoluta seguridad en el consumo de leche de soja, salsa de soja o guisantes de soja". La doctora Mireia Margelí habla también de ello alegando “Los bulos sobre las dietas generan mucho estrés porque es algo que las mujeres pueden controlar y pueden estar privándose de muchos alimentos”.

"Superalimentos"

Entre ellos se encuentran el zumo de limón o el bicabonato también están presentes en estos bulos, afirmando poder curar el cáncer de mama con su toma .Roser Trilla, directora de Comunicación de Grupo Geicam, hace especial hincapié en el riesgo que suponen los bulos en torno a los “superalimentos” que supuestamente contribuyen a curar el cáncer y que pueden afectar a los tratamientos que reciben las pacientes.

Publicidad

Frente a todos estos rumores, la doctora Laura García recomienda seguir una dieta mediterránea y practicar ejercicio físico regularmente, ya que son las dos únicas recomendaciones para la prevención del cáncer de mama que están avaladas por estudios científicos. Por otra parte en su compromiso con la lucha contra las noticias falsas de salud que circulan en internet y redes sociales, Geicam participa en la iniciativa #SaludsinBulos promovida por la Asociación de Investigadores en eSalud (AIES)