Viesgo completa su nuevo parque eólico en Cádiz

La compañía eléctrica finaliza la instalación de los aerogeneradores de El Marquesado, que entrará en funcionamiento en verano. Este complejo elevará a 23 sus proyectos de esta energía limpia en España y Portugal.

La compañía eléctrica combina la innovación y la digitalización de sus sistemas y procedimientos para impulsar la transición energética y avanzar en la descarbonización
La compañía eléctrica combina la innovación y la digitalización de sus sistemas y procedimientos para impulsar la transición energética y avanzar en la descarbonización

Viesgo mantiene su apuesta por las energías renovables y ultima en la provincia de Cádiz las labores de instalación del nuevo parque eólico El Marquesado, un complejo que, con un coste de 23 millones de euros, dispone de los dispositivos de última tecnología capaces de adaptarse a las condiciones ambientales, tal y como destaca la compañía eléctrica.

De hecho, ya ha finalizado el montaje de los siete aerogeneradores que forman parte de este parque. Con 132 metros de diámetro y 97 de altura, se prevé que entren en funcionamiento a partir del verano, para generar una potencia unitaria de 3,46 MW.

El de El Marquesado elevará a 23 la lista de parques eólicos de Viesgo en España y Portugal y supondrá un paso más en la cartera de proyectos de energías limpias dentro del compromiso medioambiental que ha asumido la eléctrica.

Innovación

Viesgo ha asumido una estrategia de generación flexible y eficiente en la que se combinan la innovación y digitalización de sus sistemas y procedimientos con el objetivo de impulsar la transición energética. De esta forma, se trata de contribuir al progresivo desarrollo de un sistema energético descarbonizado para el año 2050, un objetivo prioritario tanto para la Unión Europea como para el Gobierno de España.

El presidente de Viesgo, Miguel Antoñanzas, apela a la necesidad de que empresas e instituciones ofrezcan una respuesta adecuada al desafío del cambio climático a través de la transformación del sistema energético.

Para ello, además de los esfuerzos en innovación para conseguir una generación eficiente y limpia de energía, Miguel Antoñanzas recuerda que «necesitamos el apoyo de los consumidores quienes, con sus decisiones de uso, de gasto y de inversión serán los que aceleren o no el cambio de modelo».

La apuesta por las energías renovables se plasma en parques eólicos como El Marquesado, en el que se han utilizado novedosas tecnologías.

Sensores

Así, los aerogeneradores disponen de un sistema inteligente que les permite reducir automáticamente la potencia de generación en función del aumento de la temperatura, que normalmente es muy elevada en el emplazamiento.

En este sentido, con una temperatura exterior de 40ºC, la potencia de generación se reduce a 1,8 MW, frente a su potencia nominal de 3,4 MW, por lo que es posible generar energía en situaciones en las que un aerogenerador convencional no podría hacerlo.

Por otro lado, Viesgo estudia la posibilidad de instalar tres sensores ultrasónicos en el buje del aerogenerador, con lo que se consigue obtener una medición del recurso eólico que recibe sin que afecte el paso de las palas. La instalación permitirá, de este modo, recabar datos de viento sin necesidad de una torre metereológica adicional.

Impacto socio-económico

Además del impacto medioambiental del parque eólico El Marquesado, la compañía eléctrica destaca que el complejo favorece la transformación de la sociedad andaluza con la creación de empleo directo e indirecto, junto a la consecución de una energía más eficiente y flexible para la zona. Con proyectos como éste, añaden, Viesgo apuesta por un modelo de negocio limpio y moderno que permite alcanzar los objetivos energéticos europeos de descarbonización, electrificación de la economía mundial e integración de las energías renovables.