5 preguntas y respuestas sobre ser vegano

Ser vegano no tiene que ver solo con alimentarse a base de vegetales por una cuestión de salud, sino que se trata más bien de una filosofía de vida basada en la opción moral.

A la hora de decantarse por ser vegano es muy importante tener claros los motivos que nos llevan a ello, los valores nutricionales y aprender a gestionarlo, sobre todo, los primeros días. Por ello nos hemos propuesto resolver las 5 preguntas típicas que surgen cuando nos planteamos ser veganos.

1. ¿Qué significa ser vegano?

El veganismo, basándose en el respeto por los animales y la naturaleza, es “una alternativa ética y sana al consumo y dependencia de productos no adaptados a nuestras necesidades físicas y espirituales”, apuntan desde la Asociación Vegana Española (AVE). Por ello, la dieta vegana excluye cualquier alimento de procedencia animal. Igual que los vegetarianos, un vegano no consume nada de carne, incluyendo las aves y el pescado, pero además, deja también fuera de su alimentación la leche, los huevos, cualquier producto lácteo e, incluso, la miel de abejas o las gelatinas de origen animal.

2. ¿Qué dicen los expertos?

En torno a este tema existen voces médicas discordantes. El doctor Michael Kapler, médico graduado por la Universidad de Illinois (EE UU), vegano convencido y autor de libros sobre esta cuestión asociada al embarazo, defiende que el cuerpo “no tiene absolutamente ninguna necesidad de carne o leche de otros animales” dado que todo lo necesario puede obtenerse de fuentes de origen no animal. Por su parte el doctor Antonio Escribano, especialista en Endocrinología y Nutrición sostiene que el ser humano es omnívoro, y así está diseñado nuestro organismo desde un punto de vista digestivo y bioquímico”. Considera que las frutas, hortalizas, verduras y cereales son “una parte esencial de nuestra dieta” pero “al no incluir determinados productos animales, la alimentación vegana se hace deficitaria en algunos casos."

3. ¿Qué papel juega el entorno?

Es probable que, cuando comuniques a tus familiares y amigos cuál es tu nuevo estilo de vida, algunos se muestren sorprendidos, otros curiosos, y alguien deje caer que esa comida estaría mucho más sabrosa acompañada de un buen chuletón o unas costillas a la brasa. En cualquier caso, verás acrecentar el interés de los tuyos hacia tu postura, te preguntarán y se preocuparán por ser los mejores anfitriones cada vez que les visites. Acostúmbrate a las mofas, siempre que sean desde el respeto son el fiel reflejo de enfocar opciones vitales distintas ¡Y no olvides que a ti también te está permitido hacer bromas!

4. ¿Qué ocurre en la lactancia y niñez?

Es una de las cosas que más pueden preocuparte de ser vegana, si este tipo de dieta puede ser contraproducente durante el embarazo, la lactancia o la niñez de tus hijos. La postura de la Asociación Americana de Dietética es que “bien planificadas, estas dietas son apropiadas para todas las etapas del ciclo vital, incluido el embarazo, la lactancia la infancia o la niñez. Y est que en la lactancia es fundamental comer bien para alimentar mejor a tu beb .éLucía Martínez, dietista y nutricionista, tiene claro que la clave está en “informarse de cómo llevar una dieta saludable, no mediante internet, sino con especialistas que te asesoren”.

5. ¿Resulta más cara?

Para adoptar la filosofía vegana no debes rascarte más el bolsillo ni optar siempre por establecimientos especializados en comida orgánica. Puedes escoger comprar alimentos de temporada y verás que no gastarás más que antes. Asimismo, en contra de lo que se piensa, probablemente ganes tiempo ya que tus platos serán más rápidos de hacer: las posibilidades y combinaciones son infinitas.