Salud

Inteligencia artificial para un atlas de la lepra

Un proyecto, coordinado desde Suiza y puesto en práctica en Brasil, recopila todos los tipos de la enfermedad de Hansen para elaborar una b ase de datos mundial y erradicarla

Este año el objetivo que se marcó el Día Mundial de la Lepra fue terminar con el estigma, la discriminación y el prejuicio que produce la enfermedad. En pleno siglo XXI, pese a las posibilidades de curación que existen, todavía quedan muchos países en los que supone un problema de salud pública que hay que atajar. Desde la Fundación Novartis se ha puesto en marcha un ambicioso proyecto que quiere colocarla en la lista de patologías erradicadas en el siglo XXI.

Publicidad

Así, a bote pronto, hoy se calcula que el 81% de los nuevos pacientes con lepra viven en Brasil, India e Indonesia, los países más endémicos para la enfermedad y se estima que 1,2 millones de personas sufren discapacidad visible e irreversible por su culpa. Además, hay que tener en cuenta que aproximadamente uno de cada 11 nuevos pacientes diagnosticados son niños, lo que indica que la enfermedad sigue transmitiéndose. Por otro lado, si no se trata, los pacientes se quedan con discapacidades de por vida y a menudo son estigmatizados en sus sociedades.

Por ello, conocer qué tipos de manifestaciones se dan y circulan, con qué frecuencia y en qué lugares del mundo resulta clave para enfrentarse a una imagen real de la enfermedad de Hansen. En aras de poner solución a esta circunstancia, la Fundación de Novartis y Microsoft se han asociado para desarrollar una herramienta de salud digital habilitada para inteligencia artificial (AI) y un atlas de imágenes inteligentes para ayudar en la detección temprana.

Publicidad

Más de 200.000 personas son diagnosticadas con lepra cada año. La colaboración del laboratorio suiza y la tecnológica de Redmon se ha unido a un grupo de investigadores locales de la Fundación Oswaldo Cruz (Fiocruz), en Brasil, para desarrollar un protocolo de cara a examinar las imágenes anónimas recopiladas por la ONG. Esto incluirá una hoja de ruta en la captura de imágenes y metadatos de alta resolución para procesar las lesiones cutáneas de lepra.

Publicidad

Todas estas imágenes junto al código de AI serán accesibles públicamente en una etapa posterior con el fin de capacitar a los investigadores de la lepra para acelerar la excelencia de la investigación en este campo, lo que conducirá a la obtención de mejores resultados. «Esta asociación demostrará cómo la tecnología de salud digital puede tener un impacto transformador en los desafíos de salud global. Juntos, nuestro objetivo es acelerar la detección de la lepra para evitar que los pacientes desarrollen daño nervioso. La combinación de la experiencia del sector de la salud y las TIC para ser pionera en soluciones de salud digital innovadoras como ésta, permitirá reimaginar la forma en que combatimos la lepra. La detección temprana y el tratamiento oportuno de los pacientes siguen siendo la mejor forma de interrumpir la transmisión de la lepra», explica Ann Aerts, directora de la Fundación Novartis.

Desde la Fundación Oswaldo Cruz agradecen todo el apoyo que supone contar con la última tecnología en la detección y abordaje de la lepra. «Creemos que es muy importante asegurarnos de que conocemos bien qué cepas circulan hoy, cuáles son las principales características de la misma y cómo podemos hacer para frenar la epidemia que tanto impacto físico y psicológico tienen los pacientes», explica uno de los clínicos que trabaja en el terreno, Milton Ozorio Moraes, microbiólogo y experto en la enfermedad de Hansen que trabaja en el atlas para la organización FioCruz. «Junto con Microsoft, somos pioneros en una herramienta digital innovadora para acelerar la detección de la lepra, para hacer que esta antigua enfermedad sea una historia de una vez por todas», concluye la directora de la Fundación Novartis.

Donación de material para captar imágenes

Recientemente, desde Microsoft se ha decidido poner las herramientas clave a los clínicos brasileños para que puedan llevar a cabo el proyecto de investigación. «Microsoft está entusiasmado con esta nueva asociación porque aportamos la inteligencia artificial y la nube para el bien público y que los avances puedan tener un impacto positivo en la salud global», explica Elena Bonfiglioli, directora general de Salud y Ciencias de la Vida de Microsoft Europa. «A través de los beneficios de Azure, entrenaremos modelos de aprendizaje profundo para crear un asistente digital. Con la gran experiencia de la Fundación Novartis en la lucha contra la lepra y la innovación en salud digital, esperamos aprovechar las habilidades complementarias de ambos», concluye Bonfiglioli.

Publicidad