Actualidad

«Somos la agencia de viajes para los productos sanitarios»

Para los neófitos, el mundo de la logística puede ser complicado, pero sus historias son más que curiosas. ¿Cómo llega un fármaco a España? ¿Cómo se importa una máquina de pruebas radiológicas? TIBA es una empresa española referencia a nivel mundial en el transporte y el asesoramiento en el sector sanitario y Romeu lo explica con todo detalle.

Para los neófitos, el mundo de la logística puede ser complicado, pero sus historias son más que curiosas. ¿Cómo llega un fármaco a España? ¿Cómo se importa una máquina de pruebas radiológicas? T

Publicidad

Para los más ignorantes, ¿qué es un transitario y a qué se dedica?

-Un transitario es como una agencia de viajes pero de mercancías. Un operador logístico es muy similar, gente que quiere importar –en este caso en el sector sanitario– una prótesis desde Japón, necesita alguien que la asesore y le diga qué pasos ha de seguir y cómo ha de traerlo, por ejemplo, por avión vía París y desde allí hasta Madrid, además, hay que tener en cuenta ciertos trámites en la aduana para hacer le despacho de importación y luego lo vamos a entregar en la cuarta planta del hospital tal día y a tal hora. El transitario lleva a cabo esa coordinación de todo el proceso, y en el caso de las cuestiones sanitarias, tiene mucho valor saber cumplir con la normativa sanitaria, ya no sólo de la aduana, sino de la Aemps (Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitarios).

-¿Cómo describiría a TIBA?

Nosotros estamos en 16 países. El mercado español es nuestro fuerte, somos de aquí, y somos uno de los más grandes por facturación y por volumen de negocio.

Publicidad

-¿Cuál es su dedicación al mundo sanitario?

-Dentro de la compañía tenemos cierta especialización en lo que llamamos logística sanitaria, que supone en España el 15% de nuestra actividad. Dentro de la misma, los sectores a los que damos servicio son más bien variados: productos sanitarios (que es casi cualquier cosa que se pueda encontrar en un hospital, desde apósitos hasta fármacos), los aparatos médicos, el instrumental médico, la iluminación... También hacemos mucho cosmético, que cuenta con una regulación propia, hasta complementos dietéticos, muchos de los que se venden en herboristerías.

Publicidad

-Parecen diferentes, con un vínculo sanitario, ¿qué tienen en común?

-Tienen un componente de almacenamiento en condiciones especiales y otro de tipo normativo. La parte de transporte se hace mucho por avión, por el tipo de producto, aunque hay otra que va en barco. Se requieren unos almacenes especiales, homologados por la Aemps, que requieren una serie de características concretas. Tenemos en Barcelona, Madrid y Valencia. Cualquier producto sanitario que entre en España tiene que pasar por uno de éstos. Hay clientes que tienen su propio almacén y otros que lo subcontratan; por ejemplo, a nosotros.

-Algún ejemplo práctico...

-Para controlar medicamentos hay que controlar la temperatura y todas las condiciones del proceso. Una empresa de envíos normal no sirve para hacer encargos de muestras biológicas (sangre, tejidos...). Cuando hay ensayos clínicos, en los que participan determinados centros sanitarios, nuestra gente sube a la cuarta planta del edificio y lo recoge de manos del investigador con el empaquetado especial que requiera.

-Al final son más que una simple agencia de transporte...

-Nosotros damos un valor añadido al envío. Asesoramos a los clientes en temas burocráticos y de aduanas, y les advertimos de todo lo que se necesita para asegurar el despacho de importación o exportación.

Publicidad