Una nueva tecnología facilita las biopsias para el diagnóstico de cáncer de mama

El equipo junto a la nueva mesa
El equipo junto a la nueva mesa

Una nueva tecnología facilita la toma de biopsias de tejido mamario con el objetivo de analizar pequeñas sospechosas lesiones encontradas en las mamografías, de una forma más rápida y efica

Una nueva tecnología facilita la toma de biopsias de tejido mamario con el objetivo de analizar pequeñas sospechosas lesiones encontradas en las mamografías, de una forma más rápida y eficaz. El primer equipo del mundo de mesa esterotáxica con tomosíntesis, introducido por primera vez en 2015 por el Centro de Patología de la Mama-Fundación Tejerina.

Esta herramienta de imagen y análisis se desarrolla mediante un equipo y una mesa de trabajo que complementa a otros métodos de imagen disponibles, y permite la localización de microcalcificaciones o distorsiones observadas en la mamografía. Alejandro Tejerina, médico del equipo que trabaja con esta nueva mesa, señala que este dispositivo implica un «beneficio en la curación del paciente».

La mesa incorpora un detector digital de selenio así como tomosíntesis (mamografía en cortes o 3D). «La paciente se encuentra tumbada boca abajo y coloca su mama en un detector donde obtenemos unas imágenes de alta calidad, con tomosíntesis para localizar la lesión –explica Tejerina–. Una vez localizada el equipo calcula las coordenadas exactas para guiar una aguja y obtener esa muestra de tejido mamario en un tiempo récord, aproximadamente 15 minutos». Un procedimiento sencillo que se realiza de forma ambulatoria y con anestesia local.

Este novedoso equipo de biopsia, con la que se han realizado ya 130 con éxito, mejora la calidad de la imagen gracias a un detector más amplio de selenio y a la capacidad de detectar lesiones únicamente visibles en tomosíntesis como algunas distorsiones. Además incorpora grandes ventajas de software y ergonomía que hace los procedimientos mucho más rápidos y cómodos para las pacientes siendo el tiempo aproximado entre 15 y 20 minutos. En definitiva biopsias más rápidas, precisas y seguras. El futuro del diagnóstico y tratamiento del cáncer de mama está encaminado hacia el objetivo de diagnósticos más tempranos y tratamientos individualizados, más específicos y menos agresivos para las pacientes.