Actualidad

Verduras crujientes a la miel con hummus de calabaza

Hoy, te traigo una nueva propuesta, dos recetas en una. Eso sí, adelantarte que aunque de primeras te pueda parecer una receta complicada, por lo larga que es, te aseguro que es sencilla, muy sencilla.

Publicidad

He tomado como referencia el tradicional Hummus de garbanzos para darle un toque diferente con la calabaza. Deliciosa mezcla. Siempre te animo a que te diviertas cocinando, esta es una prueba de ello. La idea es buscar nuevos aromas y sabores, sin romper la magia de la receta.

El crujiente de las verduras rompe la textura del Hummus con el que se acompañan. Es un rebozado con harina, miel y agua extra crujiente, me encanta. La miel le da un contraste magnífico.

Publicidad

Los aromas son muy mediterráneos, de la zona africana. Deliciosos, irresistibles y embriagadores.

Publicidad

Ingredientes

Hummus de calabaza

250 grs. de calabaza, cocida a dados.

Publicidad

100 grs. de garbanzos cocidos

1 diente de ajo pelado

2 cucharadas soperas de tahini (lee más abajo, en Mordisquitos, sobre este ingrediente)

Sal

Zumo de medio limón pequeño

1 cucharadita de café (c.c.) de pimentón dulce

1 c.c. de comino molido

1 cucharada sopera (c.s.) de aceite de oliva

Verduras crujientes

Champiñones

Cebolleta tierna

Hojas de albahaca

Tacos de calabaza cocida

Harina, miel y agua (mezcla hasta que te quede fluido)

Aceite de oliva

Sal

Elaboración

Verduras crujientes

Lavar bien los champiñones, cebolletas y hojas de albahaca.

Retirar la primera capa de las cebolletas.

Cortar los champiñones. Aquí dependerá del tamaño de los mismos. Puedes cortarlos a cuartos o dejarlos enteros sin son de pequeño tamaño. En este caso, los he laminado en círculos.

Pasar las verduras por la mezcla para rebozar.

Freír en aceite de oliva bien caliente. Escurrir.

Hummus de calabaza

Pasar por agua los garbanzos. Escurrir muy bien.

Saltear un poco la calabaza cocida. (para que pierda el exceso de agua).

Poner en un vaso batidor los garbanzos, la calabaza, el ajo, el comino, el pimentón, el tahini y el zumo de limón.

Batir unos minutos.

Añadir un poco de aceite hasta que quede una pasta cremosa.

Rectifica de sal si fuera necesario.

Mordisquitos

Aunque en el título de la receta indico “verduras”, como ves, también incluyo en la elaboración champiñones, que son setas. No pasa nada. No quería alargar demasiado el título y, sobre todo, mi intención era que vieras diferentes opciones.

Las hojas de albahaca le dan un toque divertido a esta receta y muy refrescante al paladar.

Por supuesto, puedes utilizar las hortalizas o setas que más te gusten o tengas a mano. Las gírgolas (champiñón ostra) preparadas con este rebozado, o cualquier rebozado, quedan estupendas.

No debes pasarte de tiempo en la fritura para que las verduras y champiñones queden muy jugosos.

Fíjate en la foto que los champiñones están cortados en círculos. En este caso, eran champiñones muy grandes y me apetecía laminarlos de esta manera.

El rebozado con el toque de miel lo tomé de una receta muy antigua de unos monjes de Cataluña. Ellos lo utilizaban para rebozar tacos de bacalao. También delicioso. Por supuesto puedes cambiar el rebozado por algún otro que te apetezca más. Aunque no está de más probar y experimentar.

El Tahini es una pasta cremosa elaborada con semillas de sésamo (ajonjolí) y agua o aceite de oliva.

El Hummus de calabaza que hoy elaboramos, casa muy bien con cualquier pescado blanco a la plancha y, con un solomillo de cerdo.

Ten en cuenta que las fotos son caseras. Se han realizado con un iPad. De momento no busco montajes “Instagram”, sino algo más auténtico y casero. Iremos evolucionando en este sentido.

Si te ha gustado la receta o conoces alguna variante, coméntamelo en el apartado de comentarios que tienes más abajo.

Como siempre, no dejes de divertirte cocinando.