¿Qué es mejor para los niños que empiezan deportes de raqueta? ¿Tenis o pádel?

Cada vez damos más importancia a que los niños hagan alguna actividad. Cualquiera, da igual. Desde que salten a la comba, jueguen al fútbol, jueguen al pilla pilla... y la práctica del deporte cada vez es más valorada en colegios y familias.

Y se acerca el verano, y los temidos o ansiados campamentos... donde el deporte también tiene un protagonismo claro. Muchos incluso se centran en actividades al aire libre y excluyen actividades más sedentarias como los talleres, manualidades o plásticas.

Como en todo, en el equilibrio está en la virtud. Los niños necesitan un poco de todo, porque cada actividad, sea sentado o corriendo, les beneficia de alguna manera.

El caso es que el pádel se ha puesto de moda entre mayores y pequeños y ha sido incluido en los programas de muchos colegios o campamentos. Otros, más tradicionales, no se olvidan del tenis y lo mantienen. Y entonces nos preguntamos ¿qué es mejor para un niño pequeño que se inicia en los deportes de raqueta?

Cuando un día me hice esa pregunta, la respuesta me parecía obvia: Si la raqueta es más pequeña en pádel, la pista también, y además tiene paredes... ¡mejor será el pádel para que los niños empiecen en el mundillo de la raqueta!

¡Pues no! El tenis es más técnico y más difícil que el pádel (que practican personas de todas las edades y niveles), y precisamente por eso los profesionales recomiendan que los niños que quieran practicar deportes de raqueta empiecen aprendiendo a jugar al tenis: se aprenden movimientos y técnicas que luego se pueden aplicar al resto de deportes de raqueta como el pádel, el squash o el badminton, en los que no se aplican todos. Sabiendo jugar al tenis tienes el camino hecho para el pádel, pero si el niño aprende a jugar al pádel prácticamente tendría que empezar de cero si más tarde quisiera jugar al tenis.

En segundo lugar, es importante tener en cuenta que la pala de pádel es más pequeña pero más pesada, por lo que a los niños les cuesta más moverla.

Parece claro que lo recomendable es el tenis. Ahora bien, para gustos... los colores.