Política

Tips, ideas e inspiración para el Candy Bar perfecto

¿Comunión a la vista? ¿Un cumpleaños? A todos (o casi todos) los niños les gustan las chuches, los caramelos, las chocolatinas... y a los mayores también. Dale un toque especial a tu celebración con poco presupuesto.

Publicidad

Los Candy Bar están de moda, eso está claro. No son más que una mesa o “barra” con caramelos, pero si lo pones un poco “mono” vas a ser la envidia de todos los invitados, que además disfrutarán como niños de todo lo que pongas. ¿Lo mejor? Que puedes hacer un candy bar llamativo y chulísimo con muy poco presupuesto. Muchos de los elementos decorativos que puedes usar como abanicos de colores o guirnarlas puedes hacerlos tú mism@ y para la presentación de la comida puedes usar botes, cestas, cajas... que seguro que tienes por ahí para almacenar. Además, puedes utilizar en concepto Candy Bar para ofrecer una merienda, una cena, para celebrar una comunión, una baby shower, un cumpleaños, un aniversario... no tiene por qué ser sólo para caramelos o dulces. Hay quien lo aplica a una “mesa de quesos” o simplemente pone sandwiches, empanadas, bocadillos, embutido... en lugar de dulces. ¿A que os gusta la idea?

Os voy a dar algunos “tips” o consejos para que vuestra Candy Bar sea perfecta (¡según mi gusto claro!, cada uno es un mundo)

Publicidad

1. Uniformidad. Tanto si queréis hacer un Candy Bar temático (unicornios, piratas, princesas, superhéroes...) como si no, deberías elegir unos o dos colores (tres a lo sumo) y poner toda la decoración en esos tonos. Si no puede dar efecto de batiburrillo o desorden.

Publicidad

2. Tonos neutros para los materiales: los manteles, los platos, los recipientes, el soporte para la tarta, las bandejas... es mejor que sean blancas, transparentes o color madera. Primero porque así puedes darle el toque de color suficiente con la comida, la bebida o los complementos como pegatinas, carteles, pegatinas, pajitas... y segundo porque así puedes reutilizarlos cuantas veces quieras en el futuro. Si los escoges rosas, por ejemplo, puede que no te apatezca reutilizarlos en otra ocasión.

3. Su nombre. Puede parecer un poco “ñoño” pero sobretodo a los niños les encanta ver su nombre en la decoración. En letras de madera, en una guirnalda, en pegatinas, en recordatorios... lo hace más especial y personalizado.

4. Juega con diferentes alturas. Queda mucho más bonito si no se coloca todo al mismo nivel. Pon una caja o cesta boca abajo en el fondo, en la esquina... y coloca encima la tarta, macarrons... el efecto visual es mucho más bonito.

Publicidad

5. No te olvides del entorno. El Candy Bar se convierte en un “espacio” especial. Si la pared de atrás o los laterales incluyen abanicos, globos o guirnaldas... mucho mejor. Lo mejor es darle un sitio especial que se vea bien y con espacio para que la gente pueda acceder a él con facilidad.

6. Puedes poner comida más “de todos los días” como embutido, quesos, sandwiches, bizcochos... y quedará bien porque todo ordenadito y bien presentado luce mucho. Pero si quieres darle un toque más llamativo puedes incluir comida más elaborada con colores como cup cakes, cake pops, macarrons, chuches de colores, nubes...

7. Si quieres rizar el rizo incluye en el Candy Bar algún artículo o regalo que los invitados se puedan llevar a casa marcada con pegatinas de recordatorio. Las puedes hacer tú mismo y pueden ser chocolatinas, botellines de agua, bolsas con chuches... Además de llevarse un recuerdo, visualmente un montón de cajitas o bolsitas ordenadas queda estupendo.

Os dejo tambiñen un montón de fotos que espero os sirvan de inspiración. ¡A crear!

Por cierto, si queréis más información sobre las fotos y ver alguna más podéis verlas en mi carpeta de Pinterest: https://www.pinterest.es/decharco/decoracio-primera-comunion