Brexit y el compromiso del Embajador inglés

Qué mejor que este momento, cuando se ha dado el inicio al Brexit, para recordar el compromiso que Simon Manley, Embajador del Reino Unido, hizo público en la revista Diplomacia: “Mi propósito no es solo mantener, sino reforzar, esta calurosa e imperecedera relación entre España y el Reino Unido”. ¿Lo conseguirá tras el Brexit?

En un artículo en la revista Diplomacia tras el referéndum británico sobre el Brexit fue claro al respecto:

“Después de hacer este retrato del presente de mi país y del que espero que sea un futuro positivo para todos, voy a terminar con un compromiso. España y el Reino Unido comparten una larga historia entrelazada que se remonta a más de 500 años. Tenemos unos lazos muy estrechos a nivel humano, comercial y de seguridad. Estamos en pleno aniversario de las muertes de dos escritores universales, Shakespeare y Cervantes, y el español y el inglés son dos de los idiomas más hablados del mundo. Británicos y españoles también disfrutamos del fútbol, la gastronomía y la cultura respectivas. Puede que las negociaciones que tengamos por delante sean complejas, pero mi propósito no es solo mantener, sino reforzar, esta calurosa e imperecedera relación”.

El Embajador igualmente aprovechó para acordarse de nuestras empresas en su país:

Somos un país competitivo y abierto a los negocios. El Reino Unido es el primer destino de las inversiones extranjeras en Europa y el tercero a nivel mundial, tan solo tras Estados Unidos y China. En Londres se encuentran las sedes centrales europeas del 40% de las 250 empresas más importantes del mundo.

Las empresas extranjeras han invertido más de 1 billón de libras en activos en el Reino Unido, y España, nuestro sexto inversor más importante, desempeña un papel muy destacado. El Reino Unido es el principal destino de las inversiones españolas en el exterior. No hay más que viajar a Londres para verlo. Puedes coger un vuelo de Iberia (parte de International Airlines Group junto con British Airways) en un aeropuerto de AENA (propietaria mayoritaria del aeropuerto de Luton) y aterrizar en Heathrow, propiedad de Ferrovial, en un vuelo asistido por el sistema de control del tráfico aéreo suministrado por Indra Navia. Si luego coges el tren, podrías ir en uno fabricado por CAF en el País Vasco y, una vez en Londres, puedes pasar la noche en un Hotel Meliá. Si echas de menos la comida española, no hay más que ir a uno de los restaurantes de José Pizarro o Alberto Hernández. Quizá en algún momento utilices el gas o la electricidad proporcionadas por Scottish Power, de Iberdrola. Y por la mañana, a lo mejor tienes que trabajar en las oficinas de alguna otra empresa cuya sede está en el Reino Unido. No solo acogemos con los brazos abiertos este nivel de inversión, sino que queremos que aumente. Las empresas vienen al Reino Unido para constituirse, quedarse y crecer porque para el Gobierno la inversión extranjera es una prioridad. Nuestro impuesto de sociedades se ha reducido de manera constante desde un 28% en 2010 al 20% de hoy en día, convirtiéndolo en el más bajo de los países del G7 y del G20. Además, el ministro del Tesoro, George Osborne, se ha comprometido a rebajarlo por debajo del 15 por ciento”.

Veremos como acaba todo esto. Seguiremos informando...