Carnero a UPA: "El movimiento de mercancías en la UE no se puede prohibir "

El consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural vuelve a animar a los consumidores a comprar lechazos y cochinillos de la IGP Castilla y León

El consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, Jesús Julio Carnero, visita la explotación de ganado ovino Hegradeca
El consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, Jesús Julio Carnero, visita la explotación de ganado ovino HegradecaJL LealIcal

Ante las quejas que ha trasladado la Unión de Pequeños Agricultores (UPA) de Castilla y León a la Junta por la entrada de 1.537 lechazos de origen francés con destino al matadero, “cuando los productores de la Comunidad no encuentran salida al producto”, advierten, por el cierre hostelero por el estado de alarma para combatir el coronavirus, desde la Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural han querido recordar a este sindicato agrario que el movimiento de mercancías en el entorno de la Europa de la Unión “no se puede prohibir” y que dicha entrada de carne ovina es “absolutamente legal”.

Si bien, dicho esto, el consejero Jesús Julio Carnero comparte la preocupación existente en el sector por la situación actual ante la reducción considerable en la venta de lechazos por el cierre de restaurantes así como por el problema de almacenamiento de la carne, y llama por ello a los consumidores a que compren este producto estrella de la gastronomía de la Comunidad y lo introduzcan en sus dietas semanales.

Lechazo IGP Castilla y León
Lechazo IGP Castilla y LeónEduardo Margareto (nombre del dueño)Ical

“Nosotros como administración estamos actuando en diferentes campos, como es la interlocución que estamos realizando entre productores, transformadores y distribución, a través de la puesta en marcha de campañas de promoción en medios de comunicación que se están realizando para incrementar el consumo de nuestros productos e incluso pdieindo ayudas para el almacenamiento del producto o similares, como el cochinillo o el cabrito", asegura el consejero, mientras explica que a los operadores comerciales también les ha pedido colaborar con el sector ganadero de la Comunidad.

Carnero insta igualmente a los consumidores sa que se aseguren a ciencia cierta de que el producto que van a adquirir es de Castilla y León y que para ello han de fijarse en la etiqueta de la IGP de lechazo, en el de la Marca de Garantía del Cochinillo o en el logotipo de Tierra de Sabor “ya que en todos ellos se indica que el origen es de esta Comunidad y que son productos de nuestros ganaderos y de máxima calidad”.

El presidente de la Diputación de Zamora, Francisco José Requejo
El presidente de la Diputación de Zamora, Francisco José RequejoJL Leal

Campaña de promoción en Zamora y sus pueblos

Por otra parte, y al hilo de esta situación, la Diputación de Zamora ha lanzado una campaña de promoción en la que anima al consumo de lechazo, cochinillo y cabrito local con el fin de mantener el sector productivo de la provincia y paliar las consecuencias del cierre de la hostelería y la restauración.

Bajo el lema “Ellos siguen trabajando para que nada nos falte”, la institución que preside Francisco José Requejo, pretende reactivar la demanda de estos productos ganaderos de los que ha habido “una sustancial paralización del consumo por el cierre de restaurantes ante la irrupción del coronavirus, lo que está provocando, apuntan desde la institución provincia, un preocupante problema económico a muchas familias de ganaderos zamoranos que no pueden dar salida a sus existencias de productos cárnicos en una época como la de Semana Santa que tradicionalmente se ha caracterizado por un elevado consumo."Queremos ayudar a un sector que no ha cerrado, sino que sigue activo y trabajando para seguir ofreciendo productos frescos a todos los ciudadanos y que dinamiza gran parte de la actividad económica y el empleo en la provincia zamorana”, afirma Requejo.