Coronavirus

Protos lleva la cultura vitivinícola a los hogares

La nonagenaria bodega ribereña realizará el próximo miércoles su primera cata por streaming

La Bodega Protos está ubicada en Peñafiel (Valladolid) y forma parte de la Ruta del Vino Ribera del Duero
La Bodega Protos está ubicada en Peñafiel (Valladolid) y forma parte de la Ruta del Vino Ribera del Duero

El vino es tradición, terruño y cultura ancestral. Pero también es innovación y modernidad siempre en busca de la excelencia. Y las nuevas tecnologías de la información y la comunicación son ya desde hace unos cuantos años un plus para el sector del vino a la hora de poder dar a conocer sus productos, las novedades, acercar la investigación, atraer turistas y fidelizar clientes o informar de cualquier noticia relacionada con esta cultura que sirva para que las bodegas puedan posicionarse y abrir nuevos mercados por todo el mundo.

Protos, la nonagenaria bodega ribereña, origen de la D.O. Ribera de Duero, y que se encuentra situada bajo las faldas del castillo de la localidad vallisoletana de Peñafiel, sede del Museo Provincial del Vino, está sabiendo aprovechar como ninguna otra las posibilidades que ofrecen las redes sociales para seguir expandiendo la marca. Y especialmente en estos momentos, en el que los españoles se encuentran en sus casas, confinados a la espera de poder derrotar más pronto que tarde a este bicho al que llaman Covid-19 para que todo vuelva a la normalidad, con el objetivo también de hacer más llevadera esta cuarentena.

Por ello, la maquinaria promocional de la bodega que dirige Carlos Villar no ha parado estos días y son muchas las iniciativas que Protos está impulsando desde sus perfiles en redes sociales para conseguir amenizar estos días y que la gente no se quede sin poder disfrutar de un buen vino y siga aprendiendo todo de la cultura vitivinícola en esta zona junto al río Duero. Y entre estas acciones destaca una sobre todas, que es la gran cata que, a través de Instagram, van a realizar en streaming, o lo que es lo mismo, en directo a través de esta plataforma social, el próximo miércoles 8 de abril a partir de las seis de la tarde. Una iniciativa que, según explica Villar a LA RAZÓN, tiene como objetivo divertir y hacer amena esta cuarentena además de acercar el mundo del vino a todo el que quiera.

Será la primera vez en sus 93 años de historia que “La Primera” de la Ribera del Duero lleva a cabo una cata de estas características, en la que se degustarán tres vinos, el Protos Verdejo 2019 (blanco), Aire de Protos 2019 (rosado) y Protos Crianza 2016 (tinto) y estará dirigida por la enóloga María Nieto, directora de Enoturismo de Protos.. El público, como no puede ser de otra manera, podrá participar y preguntar sus dudas, plantear sugerencias o lo que quiera saber, y para ello podrá enviar estas cuestiones durante el lunes y el martes. Una iniciativa que, si funciona, “que seguramente lo hará” según apunta el director general de la bodega, tendrá continuidad. “Llevamos más de quince años promoviendo nuestros vinos en redes sociales y somos una de las marcas con más presencia en estas plataformas; y ahora más que nunca seguiremos haciéndolo”, señala.

Aparte de esta iniciativa, durante estos días Protos está ofreciendo contenidos a sus seguidores como visitas virtuales a la bodega a través de la página web www.bodegasprotos.como/es/ en la que se incluyen las dos bodegas, la antigua y subterránea y la más moderna diseñada por Richard Rogers, que incluye el paso por una de las estancias que más está conquistando a los turistas que se acercan hasta esta bodega de Peñafiel, como es “El Reino de las Letras” en la que, presidida por Miguel Delibes, del que se cumplen en este 2020 cien años de su nacimiento, tienen cabida y su espacio todos los grandes escritores en lengua española de la historia, desde el Siglo de Oro hasta nuestros días.

Caros Villar, director general de Protos, durante la visita que hizo a la bodega el consejero de Cultura y Turismo, Javier Ortega, para un acto de homenaje a Miguel Delibes. En la imagen junto al presidente de Protos, Edmundo Bayón, y la presidenta de la Fundación Miguel Delibes, Elisa Delibes
Caros Villar, director general de Protos, durante la visita que hizo a la bodega el consejero de Cultura y Turismo, Javier Ortega, para un acto de homenaje a Miguel Delibes. En la imagen junto al presidente de Protos, Edmundo Bayón, y la presidenta de la Fundación Miguel Delibes, Elisa DelibesEduardo Margareto (nombre del dueño)Ical

Finalmente, y a través de sus redes sociales, Protos también ha lanzado varios concursos y sorteos con sugerentes premios, como estuches de vinos, para poder degustarlos en casa durante estos días y, de paso, ayudar a aquellos que se están iniciando en el mundo del vino. Además, todos los viernes se están publicando vídeos de catas de un minuto de duración sobre los distintos vinos de la bodega con consejos para maridar con productos alimenticios. De momento llevan tres, con el verdejo, el enoturismo y el rosado aire de Protos como protagonistas.

Sin ERTEs pese al 70 por ciento de pérdidas

Como en la mayor parte de las empresas de este país, Protos no está exenta de las dificultades y problemas que el coronavirus está provocando ya en apenas veinte días que se llevan de pandemia. De hecho, Carlos Villar asegura a este periódico que las ventas se han reducido ya un 70 por ciento, con especial hincapié en el canal de la hostelería, donde Protos tiene una enorme presencia. Cuenta también los cero euros de facturación en el enoturismo, otra de las patas fuertes de la bodega, que lleva desde el fin de semana del 7 y 8 de marzo sin recibir visitas y con las bodegas cerradas a cal y canto para los turistas. Y es que el turismo relacionado con el vino supone unos ingresos anuales para la bodega de alrededor de 1,7 millones de euros. “La facturación ahora mismo es cero y los gastos son los mismos, aunque seguimos produciendo pero sin vender”, señala Villar.

Pese a todo, se muestra optimista, como es él por naturaleza, y, destaca que de momento no han llevado a cabo ningún expediente de regulación de empleo temporal (ERTE), porque creen que pueden aguantar durante un tiempo. “Hemos hechos fuertes inversiones, seguimos creciendo y financieramente hablando estamos bien, por lo que fieles también a nuestro compromiso con los trabajadores y las familias estamos intentando que no vayan al paro y mientras podamos aguantaremos, al igual que por el sistema económico en su conjunto porque no podemos tirar la toalla tan pronto”, asegura el director, mientras cuenta que hay empleados que están trabajando embotellando o en la zona de barricas porque tiene permiso para ello según el decreto de estado de alarma del Gobierno, y que los comerciales están teletrabajando.