En libertad el marido de la mujer muerta al caer de una ventana en Valladolid

"No existe indicio alguno para imputar alguna conducta delictiva al detenido”, asegura el juzgado

Vivienda donde falleció una mujer durante el estado de alarma por el coronavirus.
Vivienda donde falleció una mujer durante el estado de alarma por el coronavirus.Wellington Dos Santos PereiraLa Razón

El Juzgado de Violencia Sobre la Mujer 1 de Valladolid ha estimado la petición de la Fiscalía y ha dejado en libertad al marido de la mujer muerta este pasado lunes en Valladolid al precipitarse al vacío desde una ventana de la vivienda en el barrio de Pajarillos.

El magistrado señala que comparte los argumentos expuestos por el Ministerio Publico, que no solicitó ninguna medida cautelar, al considerar que en el momento actual de la investigación “no existe indicio alguno para imputar alguna conducta delictiva al detenido”.

Del atestado policial y de las declaraciones del detenido y de los testigos, se concluye, según el auto, que el hombre intentó sujetar a la mujer para evitar que se arrojara por la ventana.Sin embargo, el hombre de 45 años fue detenido por indicios de violencia de género, según recogía el parte policial.

El subdelegado del Gobierno en Valladolid, Emilio Álvarez, ya informó de que aunque en el parte policial aparecía que la detención del hombre se debía a “indicios de violencia de género”, para él, era más correcto indicar que había sido detenido por posible homicidio.

La Policía Nacional investigó los hechos, ocurridos sobre las 2.20 horas de la madrugada de este lunes, para determinar las circunstancias de la muerte de la mujer y aunque no descartaba ninguna hipótesis, se inclinaba más por la versión del suicidio según avanzaban las pesquisas.

Además, vecinos de la pareja que declararon que eran frecuentes las discusiones entre ellos -incluso en la noche del suceso- también aseguraron que cuando salieron a sus ventanas encontraron al hombre intentando sujetar a su mujer desde una ventana para evitar que se precipitase al vacío, algo que finalmente se produjo. Aunque llegaron a colocar en el suelo colchones para intentar amortiguar la caída desde la vivienda que la pareja compartía en un tercer piso de la calle Alcotán, la mujer falleció.