La Junta culmina la musealización de la sala medieval del Monasterio de Santo Domingo, en Caleruega (Burgos)

El proyecto, desarrollado en el marco de la celebración del 750 aniversario del privilegio otorgado por el Rey Alfonso X, contribuirá al impulso económico y turístico de la zona

Monasterio de Santo Domingo de Guzman de Caleruega (Burgos)
Monasterio de Santo Domingo de Guzman de Caleruega (Burgos)Jcyl

La Consejería de Cultura y Turismo, que dirige Javier Ortega, culminó la musealización de la sala medieval del Monasterio de Santo Domingo, en Caleruega (Burgos), en el marco de la celebración del 750 aniversario del privilegio otorgado por el Rey Alfonso X.

Este proyecto contribuirá al desarrollo económico y turístico de la zona. La presentación de esta actividad corrió a cargo del viceconsejero de Cultura, Raúl Fernández Sobrino, y el director general de Patrimonio Cultural, Gumersindo Bueno, quienes visitaron la localidad este sábado.

Caleruega es cuna de Santo Domingo de Guzmán y destino de peregrinaje, hasta donde cada año se desplazan miles de personas atraídas por el espíritu de esta Orden de Predicadores, cuya vinculación con la familia real se produjo a través del Monasterio de Santo Domingo, inicial capilla erigida por el Beato Manés, y muy poco después convento real por voluntad del rey Alfonso X el Sabio y sepultura de la infanta Leonor. Se cumplen ahora los 750 años de la concesión del privilegio por el rey Alfonso.

Las dos comunidades dominicas presentes atienden este complejo y contribuyen “de forma activa en su difusión, adecuando parte del monasterio y sus instalaciones para la exposición y visita de las obras de arte que en el mismo se custodian”. Para lograrlo se han reformado y adaptado sus salas con el fin de llevar a cabo un “proyecto expositivo de calidad”, según precisó la Junta, “utilizando herramientas arquitectónicas, expositivas y de diseño gráfico, de acuerdo con una visión más actual y acorde con la demanda social del momento”.

Para ello, la Consejería de Cultura y Turismo concedió a finales del pasado año una subvención de 30.000 euros a la Comunidad de Dominicas, destinados a diseñar un nuevo montaje expositivo, a la realización de trabajos de carpintería y pintura, el montaje de un nuevo sistema de iluminación LED, el diseño y fabricación de carteles, la restauración de la talla de Santo Domingo, así como la conservación y puesta a punto de otras piezas expuestas.

El viceconsejero destacó que esta actuación supondrá un “nuevo impulso al atractivo y conocimiento de esta localidad y de la orden Dominica y su fundador”. Se pretende también que esta efeméride sirva para reconocer la labor histórica de la orden, así como promover el conocimiento de su legado cultural “expresado en múltiples creaciones artísticas y del pensamiento”.

Ya en el año 2008, la Junta de Castilla y León promovió una exposición sobre Santo Domingo de Guzmán para conmemorar su primera fundación monástica y el 50 aniversario de su proclamación como patrono de la provincia de Burgos. En 2016, con motivo del VIII Centenario de la Orden, se desarrolló un amplio elenco de iniciativas.

Además, en los últimos años la Consejería ha actuado en el Torreón de los Guzmanes del propio monasterio, hoy visitable, o los trabajos de estudio, recuperación y restauración entorno al sepulcro de la Infanta Doña Leonor, acometidos por el Centro de Conservación y Restauración de Bienes Culturales de Castilla y León y que forman parte de un proyecto expositivo permanente sobre la fundación medieval del monasterio y la propia Infanta.

Todas estas actuaciones, que suponen una inversión de más de 700.000 euros, “favorecen el conocimiento y compresión de este Monasterio de Caleruega y del patrimonio que guarda, así como el esfuerzo que supone conservarlo y mantenerlo”, tal y como remarcó la Consejería.

La musealización que hoy se ha presentado forma parte, en este sentido, de un proyecto “de marcado carácter territorial, cultural y social que manifiesta y ejemplifica las estrategias de gestión del patrimonio cultural de la Junta, que proponen la consideración de los bienes del patrimonio cultural como recurso para el desarrollo territorial y social”.