Ayuntamiento y Universidad de Salamanca unen fuerzas para proyectar la ciudad a través de “Startup Olé 2020”

Este evento se celebrará del 9 al 11 de septiembre de manera presencial y on line

El alcalde de Salamanca, Carlos García Carbayo, y el director de la Fundación General de la Universidad de Salamanca, Óscar González, han firmado un convenio de colaboración para la organización del Foro Startup Olé, que se celebrará en la capital salmantina del 9 al 11 de septiembre de manera presencial y on line, con la presencia de 1.500 asistentes.

García Carbayo destacaba, durante la presentación, que la pandemia había obligado a aplazar la celebración de la sexta edición, prevista para el pasado mes de mayo, pero no frena la proyección de Salamanca como destino de inversión empresarial y su posicionamiento a nivel internacional como ciudad de emprendimiento,. Al mismo tiempo, este evento refrenda la apuesta municipal por hacer de Salamanca la Ciudad del Talento, con programas pionero en toda España para la atracción, retención y fomento del talento que suponen una inverión total superior a los tres millones de euros.

El Ayuntamiento refrenda el apoyo a este evento de gran prestigio nacional e internacional, que el pasado año trajo a la ciudad a participantes de 120 países, 850 startups y PYMEs innovadoras, 500 ponentes y más de 250 corporaciones e inversores, como un instrumento eficaz en el impulso a la innovación desde el ámbito universitario, además de contribuir a la formación cultural y profesional, y apostar por la cultura de la innovación y el emprendimiento.

Así, se pretende consolidar e impulsar la colaboración con la organización de este evento para contribuir a la creación de nueva actividad empresarial en el ámbito tecnológico, consolidar el tejido existente y contribuir a la fijación de población, sobre todo jóvenes que puedan desarrollar su proyecto de vida en Salamanca.

Esta cita alcanza su sexta edición y tiene como objetivo promover el trabajo por cuenta propia y el espíritu emprendedor, apostando además por la promoción de la inserción sociolaboral del empleo de personas en situación de exclusión social y colectivos desfavorecidos, que presentan mayores índices de desempleo.