Puente denuncia el “abuso” de la Junta y cuestiona la apertura de colegios “si tan mal estamos” en Valladolid

El vicepresidente Francisco Igea le responde que “sería iresponsable esperar a un escenario dantesco para actuar”

El alcalde de Valladolid, Óscar Puente, ha denunciado este miércoles que en las medidas restrictivas adoptadas por la Junta en el municipio subyacen “arbitrariedad, incoherencias, abusos de poder e injusticias”, por lo que ha reiterado que pedirán su retirada de manera cautelar en los juzgados.

En una rueda de prensa convocada en el Ayuntamiento y acompañado por concejales de su equipo de Gobierno, Puente ha señalado que “bajo la etiqueta de determinadas situaciones loables” a veces se esconden “arbitrariedades, injusticias, incoherencias y muchas veces vulneración del propio ordenamiento jurídico”.

No tiene ningún sentido sanitario. Si tan mal estamos el mensaje que envían a los padres en vísperas del inicio escolar con esta decisión no es muy tranquilizador, porque decir que al mismo tiempo no es seguro que haya más de 25 personas en un polideportivo donde caben 7.000 y que sí lo es tener a 25 menores en un aula de 30 metros cuadrados, desde la lógica no se entiende”, ha dicho.

En el caso de las medidas anunciadas por la Junta, el regidor ha criticado la “falta de lealtad institucional, el nulo dialogo y la sorpresa absoluta” con la que ha actuado la administración autonómica, así como ha dudado que se hayan tomado por razones sanitarias.

Por su parte, el vicepresidente de Castilla y León, Francisco Igea, se ha mostrado sorprendido porque el alcalde de Valladolid, Óscar Puente, haya seguido los datos del coronavirus en esa capital y no respalde las medidas adoptadas por la Junta para atajarlos, y que avala hasta el ministro de Sanidad.

Sería una irresponsabilidad esperar a un escenario dantesco para que la gente lo entienda”, ha sostenido Igea en declaraciones a Antena 3, donde se ha referido a la decisión del Ayuntamiento de Valladolid de recurrir las medidas restrictivas en aforos y reuniones acordadas ayer por la Junta para Salamanca y Valladolid ante el aumento de casos.

Ello ante las críticas de Puente a que no ha habido diálogo, a que se enteró cinco minutos antes de la rueda de prensa en la que se dieron a conocer, y a que el daño económico es tremendo.

El vicepresidente y portavoz de la Junta ha recordado que a principios de verano ya se llegó a un acuerdo con la Federación Regional de Municipios y Provincias para suspender las fiestas patronales, que en Valladolid son en septiembre, y hace quince días hubo otra reunión con todos los alcaldes de municipios de más de 20.000 habitantes ante el incremento de casos.

Igea ha explicado que en esa reunión, en la que no estuvo Puente pero sí el primer teniente de alcalde, Manuel Saravia, se informó de la “gravedad del asunto, de las posibilidades, incluso de decretar confinamientos”, y ha puntualizado que ayer mismo, cuando se aprobó la orden con las medidas en Consejo de Gobierno extraordinario, se informó al alcalde de Valladolid sobre las mismas.