Respiro para los padres por el cuidado de sus hijos confinados

La Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades, que dirige Isabel Blanco, enriquece las ayudas al elevar los niveles de renta para las familias numerosas

La Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades enriquecerá las pioneras en España las líneas de ayudas para reforzar los programas de conciliación con las aportaciones de las entidades locales.

Así lo anuncia a LA RAZÓN la consejera Isabel Blanco, quien se muestra satisfecha con la acogida que han tenido las iniciativas, y que «consideramos que se pueden mejorar con las propuestas que nos han realizado».

Esta semana ya se conocía que las familias podrán optar a un cheque servicio. Esta medida responde a la necesidad de cuidar del menor de 12 años cuando ha de permanecer confinado y sus progenitores por motivos laborales no pueden permanecer en el domicilio, que se extiende a las personas dependientes.

Asimismo, la segunda medida está pensada para asumir situaciones puntuales en los que es necesario dispensar un apoyo concreto para cuidar a menores de 12 años en casa un día determinado o acompañarle al médico.

La tramitación de esas subvenciones tendrá un carácter urgente, se solicitará a través de los CEAS y para su concesión solo será necesario la incorporación de un informe que recoja la existencia o no de la necesidad del apoyo tan necesario para las familias castellano y leonesas.

Para la implantación de estas ayudas la Junta destinará tres millones que se suman a los 30,7 en los que ya se ha incrementado el Acuerdo Marco, a través de los dos fondos extraordinarios.

Los requisitos para acceder a las líneas:

  • Que los padres o tutores no tengan derecho a otras medidas o ayudas públicas para esta finalidad.
  • Que la jornada educativa del menor confinado coincida con el horario laboral de sus padres y/o tutores.
  • En caso de no ser familias monoparentales, que los dos padres/tutores tengan obligaciones laborables incompatibles con la nueva situación generada de cuidado del menor.
  • Que no se disponga de otros apoyos familiares para el cuidado del meno
  • Que el nivel anual de rentas del/la solicitante y de su cónyuge o de la persona con relación de afectividad análoga a la conyugal, no supere los 35.000 €, referenciado al IRPF 2019, pudiendo aportar documentación justificativa que demuestre la posterior disminución de ingresos de la unidad familiar. El límite de renta se reducirá al 50% en los casos de familias monoparentales.

El Decreto Ley para regular estas medidas, que «pretendemos que vea la luz lo antes posible», se verán mejoradas, ya que la Junta va a tener en cuenta la reivindicación de la asociación de las familiares numerosas de elevar los niveles de renta, para que puedan optar a este apoyo «ellas que son las que por probabilidad pueden contar con algún caso positivo», y por ello harán dos excepciones para las familias numerosas de categoría ordinaria -tres hijos-, y especial -más de tres hijos-.

Otra aportación que se ha hecho y que también se va a incluir, realizada por las asociaciones de la infancia, es un listado con los profesionales en esta materia, como monitores de ocio libre, a los que se pueden dirigir las familias las personas que pueden cuidar a sus hijos mientras estén confinados en sus casas. Para ello la Junta colgará en la página web las asociaciones por provincias que pueden ofrecer esos servicios, para que la contratación sea más fácil.

Esta iniciativa también se extiende al Cermi, porque estas ayudas también tiene en consideración a las personas dependientes, y por ello la norma prevé contemplar que la edad que se tenga en cuenta con las personas con discapacidad sean los 21 años.

Isabel Blanco asegura que estas aportaciones tienen como objetivo principal que las líneas lleguen al mayor número de familias. En cuanto a qué previsión tienen, señala que «ojalá no las tengan que pedir nadie», eso quiere decir ningún niño se ha contagiado, pero «queremos ofrecer a las familias un respaldo» ante una situación que se puede vivir con el comienzo escolar. «Al ser algo que no ha puesto en marcha nadie, sabemos que van a poder surgir problemas en la gestión, por este motivo hemos querido que el papeleo sea lo más sencillo posible», añade.

Sobre el año académico, la consejera indica que «no sabemos lo que podemos pasar, pero hemos comprobar durante el programa Conciliamos desarrollado en verano, que si las cosas se hacen bien no debe haber muchos casos positivos en los colegios». Y es que según recuerda durante los meses veraniegos más de 4.300 menores han utilizado el servicio y «sólo hemos contado con un brote».

Estas ayudas demuestran que para el departamento que dirige Isabel Blanco la conciliación de la vida laboral y familiar es una prioridad. Y es que son numerosas las iniciativas que el Gobierno que preside Alfonso Fernández Mañueco ha puesto en marcha en esta materia

Ayudas por reducción de jornada y excedencia

La Junta de Castilla y León este año también ha reforzado la convocatoria de subvenciones por reducción de jornada laboral o excedencias, por un importe de dos millones de euros. De esta manera, se financian las subvenciones y excedencias que se hayan solicitado entre el 15 noviembre de 2018 y el 31 de agosto de 2020 e incluso este año, se ha incluido un supuesto específico para atender las reducciones o excedencias solicitadas por motivo de la Covid-19. Además, recientemente se ha modificado la convocatoria para ampliar el periodo de reducción o excedencia hasta el 30 de septiembre a la vista de la evolución de la pandemia (anteriormente solo era hasta el inicio del curso escolar). Estas ayudas se enmarcan dentro del Diálogo Social para apoyar a aquellas familias que repentinamente, en el contexto de la pandemia, han tenido que cuidar a menores de 12 años, personas dependientes o incluso a algún familiar enfermo.

La convocatoria de este año incluye importantes mejoras:

  • Se contemplan la totalidad de los supuestos de reducción de jornada previstos en el estatuto de los trabajadores. Cuidado de menores de 12, de personas con discapacidad o familiar dependiente hasta segundo grado de consanguinidad o afinidad.
  • Se contemplan los supuestos de excedencia para cuidado de hijos o hijas a cargo o cuidado de un familiar enfermo. Asimismo, para víctimas de violencia de género, cuidado de hijos con discapacidad igual o superior al 33% o con enfermedad grave.
  • Se incrementa sustancialmente la dotación presupuestaria hasta los 2 millones de euros.
  • Pueden solicitar la subvención las familias con rentas de hasta 35.000 euros, ampliando así la población diana.
  • Se fomenta la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres para el acceso y permanencia en el mercado laboral potenciando la corresponsabilidad; es decir si los permisos los comparten ambos progenitores la cuantía se incrementa 1.000 euros más. (la cuantía máxima ordinaria son 1.500 euros por persona que se acoja a la reducción de jornada a la que se suma los 1.000 euros en estos supuestos. La cuantía máxima a percibir alcanzaría los 4.000 euros)
  • Se apuesta por las circunstancias específicas de las familias monoparentales y de las familias numerosas incrementando también la cuantía de la subvención 1.000 euros más ( hasta un máximo de 2.500 euros para familias y de 4.000 euros para familias numerosas)

Asimismo, debido a la pandemia se establece un nuevo supuesto subvencionable que contempla la financiación de la reducción y excedencia por la Covid-19, ya que se financian las reducciones y excedencias que abarquen desde el 16 de marzo hasta el 30 de septiembre, se admiten solicitudes de reducción de jornada de al menos un 40% de la jornada (en el resto de los supuestos se exige que la reducción de jornada sea al menos del 50%), se permite una reducción de jornada de un mes (en el resto de supuestos es de seis meses) y si existe un ERTE se interrumpen los plazos. También se admiten solicitudes de excedencias por un mes (tres meses para el resto), con una cuantía de 250 euros al mes más 140 euros para familias monoparentales y familias numerosas. A día de hoy se han presentado un total de 1.524 solicitudes: 867 de reducción, 508 de excedencia y otras 149 que están pendientes de grabar y por lo tanto aún se desconoce si corresponden a excedencia o reducción.

Ayudas para afrontar los gastos en centros infantiles

En los últimos meses, la Junta de Castilla y León ha ampliado las medidas de conciliación a través de ayudas directas destinadas a las familias con hijos menores de cuatro años que asistan a centros infantiles. De hecho, el pasado 20 de julio se publicó una modificación de las bases para adaptarlas a la situación actual y se ha ampliado el plazo de presentación de solicitudes hasta el 9 de septiembre, con el objetivo de llegar a 4.000 personas, además de las casi 20.000 familias de Castilla y León que ya reciben beneficios a través de las deducciones fiscales por este mismo motivo. El importe que destina la Junta de Castilla y León para la concesión de estas ayudas es de 2.800.000 euros y la subvención financia todos los gastos de preinscripción, matrícula, asistencia y manutención en centros infantiles por un importe máximo de 1.320 euros por progenitor siempre que no haya presentado la declaración de la renta por no estar obligado o que, habiéndola presentado, no ha tenido derecho a aplicar la deducción fiscal autonómica completa.

A fecha de hoy se han presentado cerca de 1.500 solicitudes y se pueden beneficiar de esta línea de ayuda las familias con niños menores de 4 años que en 2019 hayan asistido a una guardería o centro infantil para hacer posible la conciliación de la vida familiar y laboral. Además, ambos progenitores deben estar dados de alta en la seguridad social y los centros infantiles deben figurar en el registro de centros para la conciliación de la vida familiar y laboral que gestiona la Dirección General de Familia, Infancia y Atención a la Diversidad. La concesión de las ayudas es por concurrencia competitiva dando prioridad a las rentas más bajas y a las familias del medio rural que residan en municipios de menos de 20.000 habitantes.

Programa Conciliamos

El programa Conciliamos se implantó en 2013 y va dirigido a niños con edades comprendidas entre los 3 y los 12 años que, a cargo de monitores de ocio y tiempo libre, desarrollan diferentes actividades plásticas, artísticas o deportivas. Precisamente, este año y debido a la crisis sanitaria provocada por la COVID-19, la Junta de Castilla y León ha reforzado dicho programa ampliando su período, ya que además de los últimos días de junio y el mes de julio se ha prolongado al mes de agosto, con más horario debido a que se ha ofertado por la tarde en las localidades donde ha existido más demanda y también con más prestaciones, ya que ha incluido este año la posibilidad del servicio de comedor. Asimismo, y ante las nuevas necesidades generadas por la situación sanitaria, se ha aumentado el número de monitores, pasando de 15 niños por monitor, a 9 más un monitor de refuerzo por cada centro y otro por cada tres grupos burbuja. Además, se ha asegurado el cumplimiento estricto de las recomendaciones higiénico sanitarias en los centros en los que se ha desarrollado el Programa Conciliamos. Mejoras todas ellas que han supuesto un incremento del presupuesto que destina la Junta de Castilla y León, ya que en 2019 se invirtieron 807.000 euros y este año 1.600.000 euros, puesto que la aportación de las familias se mantiene congelada desde 2013.

Este verano han participado 4.353 niños y niñas en el Programa Conciliamos (5.626 en 2019) de los que 130 han utilizado el servicio de comedor y 25 el de tarde. Además, se ha ofertado en 53 centros de la Comunidad (41 el año anterior) de 43 localidades (34 en 2019).

Programa Crecemos

El programa Crecemos tiene como objetivo fomentar la creación, en municipios del ámbito rural, de un recurso para niños de 0 a 3 años, siempre que la demanda sea inferior a 15 plazas y dicha localidad no cuente con ningún recurso público o privado que preste este tipo de servicio. En el desarrollo de dicho programa colaboran tres administraciones: los ayuntamientos que aportan el local donde se desarrolla, las diputaciones provinciales que financian 1/3 del coste salarial del técnico y la Junta de Castilla y León que financia los 2/3 restantes del coste.

El programa Crecemos no solo facilita la conciliación de la vida familiar y laboral en el medio rural sino que además contribuye a generar empleo, esencialmente femenino, y a fijar población. Además, constituye un ejemplo de colaboración entre las distintas administraciones debido a que la Junta de Castilla y León destina a este programa 1.969.784 euros mientras que las nueve diputaciones provinciales aportan 984.000 euros. Con este programa se financian 260 centros en el medio rural, con un total de 3.695 plazas atendidas por 400 profesionales y a lo largo del verano se han abierto 142 centros Crecemos en Castilla y León.

Programa Rural Camps CyL

La apuesta de la Junta de Castilla y León por un ocio activo, solidario y formativo para nuestros jóvenes durante el verano, también se ha adaptado durante los meses de julio y agosto, con el objetivo de facilitar la conciliación del trabajo de los padres y madres con el periodo vacacional de sus hijos, bajo la denominación Rural Camps CyL, que genera además actividad económica y empleo en los lugares donde se llevan a cabo fundamentalmente en el ámbito rural. En los 34 campamentos diurnos programados en todas las provincias de la Comunidad durante este verano ha participado 634 personas con una amplia oferta educativa y de ocio.