La respuesta más rápida ante situaciones de emergencia radiológica

Junta y Consejo de Seguridad Nuclear colaborarán en planificar y responder ante circunstancias de este tipo en Castilla y León

Colaboración para fomentar el intercambio de información, experiencia y conocimientos y en la planificación, preparación y respuesta ante situaciones radiológicas. Es el convenio que acaban de firmar la Junta de Castilla y León y el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN), a través del consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones y el presidente de la entidad, Josep María Serena i Sender.

Esta firma ratifica la cooperación de ambas partes en la planificación de las actuaciones necesarias para hacer frente a las emergencias radiológicas que pudieran afectar a los habitantes y al territorio de Castilla y León, además de la colaboración en materia de implantación y mantenimiento de la efectividad de los planes de emergencia radiológica de la Junta de Castilla y León y la coordinación de las organizaciones de gestión de emergencias en caso de que se produzca un accidente radiológico que requiera la activación de los planes de emergencia.

La Junta y el CSN actuarán conjuntamente en estudios, ejercicios, simulacros y cualquier otra actividad que consideren necesaria para mejorar los planes de emergencia de la Junta de Castilla y León para hacer frente al riesgo radiológico y cooperarán en la adquisición de materiales y equipos comunes a ambas partes, que sean específicos y especializados para su utilización en situaciones de crisis.

Igualmente, el convenio, que tendrá una vigencia de cuatro años, contempla la cooperación en la formación técnica específica del personal de ambas partes, permitiendo la participación de sus miembros en las tareas formativas desarrolladas y el intercambio de información relativa a instalaciones, actividades y situaciones de riesgo radiológico para los habitantes o el medio ambiente de Castilla y León, estableciendo y manteniendo operativos los canales y sistemas de comunicación que sean precisos para hacerlo en el menor tiempo posible, entre otros.

Para el seguimiento, vigilancia y control de la ejecución de este convenio se crea una Comisión integrada por tres representantes de cada una de las administraciones, entre ellas, la Directora de la Agencia de Protección Civil en representación de la Junta de Castilla y León y la Directora Técnica de Protección Radiológica, por parte del Consejo de Seguridad Nuclear