Elena Hernández, cuarta mujer que logra el Premio Ateneo-Ciudad de Valladolid, y en su debut en la novela

La escritora recoge el galardón por su obra “Regreso”, un tierno homenaje a las personas mayores de 70 años

La escritora Elena Hernández ha recogido este sábado, ilusionada, orgullosa y agradecida, el prestigioso Premio Ateneo-Ciudad de Valladolid, que promueve el Ayuntamiento de la ciudad, por su obra “regreso", un homenaje a las personas mayores, intimista, esperanzadora y, a veces, un poco surrealista, en palabras de la autora, que se ha convertido en la cuarta mujer que obtiene este premio en sus 67 ediciones, y además lo ha hecho en su debut en el género de la novela, ya que hasta ahora publicaba sus relatos en su blog personal titulado “La primavera de los cerezos”.

‘Regreso’ aborda un pequeño viaje de dos hermanas septuagenarias del que vuelven transformadas “Es un viaje físico, pero también emocional, sanador y transformador. Las dos hermanas cumplen con el objetivo del viaje inicial, pero cerrando una etapa y poniendo las cosas en su sitio, porque ya no necesitan esconder nada”, explicaba la ganadora de este premio, por el que recibirá 20.000 euros.

“No es una reivindicación feminista, es un homenaje sincero y cariñoso a las mujeres de esa generación, como mi madre y mi suegra”, apuntaba durante la gala de entrega del premio celebrada en el Círculo de Recreo de Valladolid, en la que Hernández ponía también en valor la apuesta del Ayuntamiento y al Ateneo por la cultura, y sobre todo en estos tiempos de pandemia ” y mostraba su pasión por escribir historias. “Me gusta mimar las palabras. Las amo porque me permiten entenderme a mi misma y entender el mundo que me rodea. Me hacen sentir y vibrar. Las palabras brillan, saltan, se adormecen”, afirmaba la autora al referirse a una afición que le acompaña desde niña.

El presidente del Ateneo de Valladolid, Celso Almuiña, por su parte, se mostraba sorprendido por la calidad de a obra así como su alegría porque haya sido una mujer la que se haya llevado el premio por que casi siempre han sido hombres los ganadores en estos 67 años de galardón, aunque aclaraba, para evitar suspicacias o malos entendidos, que el jurado no sabe si la obra es de un hombre o una mujer ya que se entregan bajo pseudónimo.

Asimismo, Almuiña agradecía la labor desarrollada por Correos en un año marcado por la pandemia ya que durante el confinamiento retuvieron la devolución de los manuscritos originales que iban recibiendo para el galardón. “De esta forma hemos conseguido 124 originales de todas las partes de España y también de países extranjeros, como México, Estados Unidos, Canadá, Ecuador, Australia, Italia y Francia. Todo un éxito y un esfuerzo por la situación tan difícil que vivimos”, destacaba.

Finalmente, la directora de la sección literaria del Ateneo, Angélica Tanarro, aseguraba que “muchas mujeres se verán reflejadas en la novela”.