Apoyo de la Junta a 2.472 proyectos empresariales durante la pandemia

La Consejería de Economía y Hacienda invierte 291,2 millones que contribuyen a crear o a mantener más de 6.200 puestos de trabajo en este tiempo

Desde que se iniciara la pandemia, la Junta de Castilla y León, a través de la Consejería de Economía y Hacienda, ha impulsado un total de 2.472 proyectos empresariales, con ayudas y préstamos por valor de 291, 2 millones de euros, que han supuesto la creación o el mantenimiento de 6.279 empleos así como una inversión inducida de 385,2 millones de euros más.

Unas ayudas que han servido para dotar, en los momentos más difíciles, la suficiente liquidez a las empresas, en especial a las pymes y a los autónomos.

La primera de las líneas ha sido precisamente a las micropymes y autónomos, donde se han financiado 1.004 propuestas por valor de 21,7 millones. La segunda de ellas ha tenido que ver con mantener la actividad de las pymes en sectores muy castigados durante estos meses como la hostelería, el comercio, o el turismo. Todo ello ha englobado una inversión de 83.5 millones.

La tercera de las ayudas ha ido dirigida a necesidades relacionadas con soluciones digitales de teletrabajo, digitalización y modernización de empresas, que ha facilitado 76 millones para ayudar a 630 empresas de la Región.

Las últimas dos líneas han permitido aplazar las cuotas de los préstamos de los programas de reindustrialización y crecimiento empresarial, captándose 49 solicitudes con 13,9 millones de euros; y una última, de carácter extraordinario, para dotar de mayor liquidez a autónomos y pymes, con 170 solicitudes, por valor de 26,3 millones de euros.

Por sectores, el mayor volumen de ayudas ha ido a parar a servicios, con un 26 por ciento; seguida del comercio con el 23,4 por ciento del total y la hostelería con el 17,8 por ciento.

Desde la Consejería también se amplió en cuatro meses el plazo para la presentación de la autoliquidación y pago del Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones del Impuesto de Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados.

En concreto, hasta el 19 de julio, fecha en la que finalizó la cuarta moratoria, se calculaba que más de 148 contribuyentes podían haber aplazado el pago de sus impuestos por valor de 161,1 millones de euros. En concreto, 90.600 contribuyentes podrían haber aplazado sus impuestos correspondientes a Actos Jurídicos Documentados, Operaciones Societarias y Transmisiones Patrimoniales Onerosas, por valor de 98,4 millones de euros, y por su parte, 57.500 contribuyentes podrían haber aplazado la liquidación del impuesto de sucesiones y donaciones por 62,8 millones.

Además, el ICE también ha aplazado el pago de las rentas y servicios a las empresas instaladas en inmuebles de su propiedad en los parques tecnológicos y parques de proveedores de la Comunidad durante el estado de alarma, de lo que se han beneficiado más de 50 empresas.