Dos detenidos y desarticulados un laboratorio y un punto de venta de cannabis en Segovia

En el registro del domicilio se incauta 11 kilos de marihuana

Laboratorio de cultivo desmantelado
Laboratorio de cultivo desmantelado SUBDELEGACIÓN DEL GOBIERNO

La Guardia Civil de Segovia detuvo a dos personas por llevar en el coche 520 gramos de cogollos de marihuana, cuando los agentes realizaban un control de seguridad ciudadana en una localidad cercana a Cuéllar. A raíz de este hecho se consiguió desmantelar un punto de venta y un laboratorio, con un total de 11 kilos de marihuana.

En el registro del domicilio de los detenidos se halló todo lo necesario para la elaboración de droga en todas sus fases, con la aprehensión de: 520 gramos de cogollos secos prestos para su venta en una bolsa de plástico; 2,6 kilos de cogollos secos de cannabis preparados para su venta, en tarros de cristal de distintas dimensiones; 4,800 kilos de marihuana, nueve plantas de tamaño grande con sistema de secado; casi tres kilos de marihuana, 10 plantas de cannabis libres de tallos y hojas, plantadas en exterior; tres gramos de semillas de cannabis en fase de sembrado y 21 cigarros porro, informa Ical.

Además se localizaron 200 macetas de tamaño mediano con restos de esquejes en fase de plantación y cultivo, 23 garrafas de abono enriquecido y diversos fertilizantes y aceleradores de floración para la realización de esta actividad. Las diligencias instruidas en cada caso, junto con las personas investigadas fueron puestas a disposición del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de Cuéllar (Segovia).

La Guardia Civil recordó que el consumo de este tipo de droga, después de sufrir los procesos necesarios, repercute gravemente en la salud de los consumidores. El Código Penal, en el artículo 368, castiga los actos de cultivo, elaboración o tráfico de drogas tóxicas, estupefacientes y sustancias psicotrópicas. La marihuana formaría parte de ellas, la pena es de 1 a 3 años de prisión y multa proporcional al valor de la droga.