Castilla y León, reino de Pablo García-Gallardo

El burgalés se erige como campeón autonómico después de conseguir alzarse con la prueba reina tras ser el único jinete capaz de completar sin fallos las tres jornadas

Pablo García-Gallardo, ganador del Campeonato de Salto de Castilla y León
Pablo García-Gallardo, ganador del Campeonato de Salto de Castilla y León FOTO: Mariano González Egea

Castilla y León es desde este domingo 3 de octubre el reino hípico de Pablo García-Gallardo. El jinete burgalés recoge el testigo de su primo Juan García-Gallardo Frings y se alza con la medalla de oro que le acredita como campeón autonómico después de brillar en la emocionante final de la categoría Adultos que puso el broche dorado al Campeonato de Salto de Castilla y León, celebrado en Valladolid.

En la última batalla, la prueba Caja Rural, se desveló el misterio que llevaban alimentando dos jornadas Pablo Garrido, Pablo García-Gallardo y Carlos Zárate; los tres únicos jinetes que llegaban al último envite sin sumar fallos en su casillero y como favoritos. Ni el vallisoletano, ganador de las dos primeras jornadas, ni Zárate pudieron seguir la estela marcada por el burgalés, que a lomos de Cortis de Nyze Z fue el primero de los tres en saltar a la pista. Los derribos cosechados no sólo les apartaron del oro, sino también de las medallas, que terminaron prendidas en el cuello de la amazona Danae Iglesias y de una joven promesa zamorana de nombre Pablo Moralejo, que en su primer año de adulto demostró tener nivel para medirse con los mayores.

Cuadro de ganadores del Campeonato de Salto de Castilla y León
Cuadro de ganadores del Campeonato de Salto de Castilla y León FOTO: Mariano González Egea

Pablo García-Gallardo impuso su ley en la prueba reina, pero durante la jornada, el futuro próximo y lejano de la hípica castellano y leonesa reivindicó su territorio sobre el recorrido diseñado por el navarro Fernando Moreno. Un brindis al espectáculo de las promesas ecuestres en el que alzaron su copa los jinetes y amazonas vallisoletanas y abuleneses, brillantes en el último acto del Campeonato de Castilla y León de Salto.

El futuro más próximo hace escala en Valladolid, lugar de procedencia de María González Herrero y Jimena Bravo, triunfadoras, respectivamente, de las categorías Jóvenes Jinetes y Juvenil 0* después de cerrar ambas con un impoluto cero su participación en el campeonato autonómico. Por su parte, el jinete local Pablo García Lara se encargaba de que la Copa Federación Hípica Castilla y León se quedara a orillas del Pisuerga después de completar su participación sin acumular ningún fallo en los tres días de competición. El veterano José María Viloria completó la cosecha local, tras arrebatarle el oro en el último acto a Carlos Fernández Villavilla, dominador en las jornadas anteriores.

María García Herrero
María García Herrero FOTO: Mariano González Egea

La equitación vallisoletana sacó pecho en casa propia como lo hizo Ávila en casa ajena, reivindicándose en la Real Sociedad Hípica con una actuación memorable en la que se bañó en metales preciosos gracias a la cantera del Naturávila. El club abulense, después de proclamarse campeón por equipos en la jornada del sábado, redondeó su viaje a Valladolid con la bandera del futuro. El alevín Jaime Gabarrón -oro en su categoría-, Manuel Rodríguez y Carla Rodríguez -oro y plata en infantiles-, Sonia Arévalo y Noa Gabarrón -preseas de oro y plata en Infantil 1*- y Elena Arévalo, ganadora de la prueba Juvenil 1*, fueron los encargados de dar forma al botín cosechado por la expedición abulense.