Once años de cárcel por abusar de su hija de forma continuada desde que tenía 7 años

La Audiencia Provincial de Valladolid prohíbe también al padre acercarse a menos de 500 metros de ella durante 17 años

Exterior de la Audiencia Provincial de Valladolid
Exterior de la Audiencia Provincial de Valladolid

La Audiencia Provincial de Valladolid ha condenado a un hombre de 51 años a una pena de once años y un día de prisión por un delito continuado de abusos sexuales cometido contra su hija desde que tenía 7 años, y a la prohibición de acercarse a ella a menos de 500 metros durante diecisiete años.

La sentencia, facilitada este viernes por fuentes del TSJCyL, establece además, también por un periodo de diecisiete años, la prohibición de acercarse al domicilio y centro de estudios o trabajo de la víctima y de comunicarse con ella por cualquier medio.

Para su ejecución con posterioridad a la pena privativa de libertad impuesta, la resolución fija la medida de libertad vigilada durante siete años, e impone al acusado el pago de 8.000 euros por daos morales y veinte días de localización permanente por un delito de amenazas.

Los abusos ocurrieron entre 2008 y 2014 y, en una fecha no determinada de junio o julio de 2020, el acusado, que no aceptaba una relación de pareja que su hija mantenía, le manifestó que iba a matar a su novio, a la vez que cogió un cuchillo, según los hechos probados que figuran ene la sentencia.Las acusaciones pública y particular habían reclamado penas que suman quince años y cuatro meses de prisión, mientras la defensa había demandado la absolución.

Contra la resolución judicial, cabe recurso de apelación.