Las discotecas y locales de ocio nocturno en Cataluña podrán abrir hasta las 3.00 horas

No se podrá bailar, las pistas de baile estarán ocupadas por mesas y sillas, y se programarán actuaciones en directo

A partir de mañana, las discotecas y locales de ocio nocturno de Cataluña podrán reabrir sus puertas hasta las 3.00 horas. Lo harán con unas medidas estrictas que les obliga a reinventarse, pero que no les roba su razón de ser: un punto de encuentro y crisol de proyectos creativos. También, una alternativa a los botellones y fiestas ilegales que están proliferando ante la falta de oferta de ocio nocturno regulada. El Procicat ha aprobado esta mañana las normas que los locales deberán cumplir si mañana quieren volver a abrir sus puertas. Según ha informado la Fecasarm a través de un comunicado, el acuerdo al que han llegado las patronales del ocio nocturno con el Govern dice que discotecas y locales podrán abrir hasta las 3.00 horas de la madrugada -los restaurantes cierran a la 1.00-; la pista de baile tendrá que estar ocupada por mesas y sillas o solo sillas; el aforo estará limitado al 50%; se tendrán que programar actuaciones en directo, y el público tendrá que llevar mascarilla mientras no esté consumiendo. Además, tendrán habrá un registro de asistentes para poder facilitar el rastreo en caso de que se detecte un positivo y habrá gel hidroalcohólico a disposición de los asistentes.

6.000 milllones para el sector del Fondo de Contingencia

Para atenuar los efectos de la pandemia, el Govern ha aprobado también una inyección de 6 millones de euros. El dinero saldrá del crédito del Fons de Contingencia hacia el presupuesto del Departament de Cultura de 2020.

Este acuerdo llega después de que cerca de doscientos trabajadores y empresarios del ocio nocturno iniciaran el lunes una concentración en la plaza Sant Jaume de Barcelona, ante el Palau de la Generalitat, para reclamar la aprobación “urgente” de un plan para el sector. Al acabar el acto, varios manifestantes desplegaron tiendas de campaña para acampar y alargar así su protesta.

Evitar los botellones

Sin embargo, el secretario de Salud Pública, Josep Maria Argimon, ha matizado que hace tiempo que vienen estudiando cómo resucitar el ocio nocturno. Para el secretario es importante dar este paso con el fin de regular el ocio nocturno y evitar que la juventud busque alternativas como el botellón. Sin alternativas, la postal nocturna de Barcelona empezaba a recordar la ciudad de los noventa y principios del siglo XXI: las plazas vuelven a llenarse de botellones. Este mismo sábado, sin ir más lejos, la Guardia Urbana desalojó a 469 personas de espacios abiertos, 200 de ellas solo en la plaza dels Àngels, en el Raval. Echando la vista atrás, sólo los meses de julio y agosto, más de 23.600 personas fueron desalojadas. Se han impuesto más de 3.000 multas por consumo de alcohol en la calle, que llegan a los 600 euros.

El subdirector de Protección Civil, Sergio Delgado, ha hecho hincapié en la importancia de ofrecer un espacio de distensión y de relación social a los ciudadanos, que ayude a redirigir a las personas que hacen botellón a un espacio más seguro.

“Luchar contra la juventud y sus ganas de ocio era difícil", ha añadido Jacobo Mendioroz, cuando se le ha preguntado por el número de fiestas ilegales que han prosperado en los últimos tiempos.

Sector del ocio nocturno, satisfecho a medias

En este sentido, consultado por este diario, el secretario general de la Fecasarm, Joaquim Boadas, ha asegurado que son la “única solución" para cortar de raíz con las alternativas ilegales, como los botellones en la calle, que han disparado los contagios, a su juicio. “Creemos que no se tenía que haber cerrado nunca el ocio nocturno legal y se ha multiplicado el ilegal”, asegura Boadas. Si bien, también alerta de que la reapertura tal y como se ha fijado, tampoco es suficiente del todo.

Según explica, porque el horario queda limitado hasta las 3 horas y el transporte público no se activa hasta las 5 horas, por lo que los jóvenes quedarían un par de horas sin cómo regresar a casa, lo que puede desencadenar en situaciones de riesgo porque podría generar concentraciones de gente en la calle. “Creemos que es preferible alargar una hora más en los locales, que cuentan con las medidas de seguridad y los controles necesarios”, afirma Boadas.

En este punto, además, permitiría abrir a muchos locales de forma rentable, ya que considera que una hora más de trabajo puede ser determinante para poder empezar a recuperar ingresos tras meses de cierre. Y es que, según las estimaciones, un 80% de los empresarios del ocio nocturno pueden correr problemas de solvencia ya que han estado mucho tiempo sin ingresos, mientras han tenido que hacer frente a distintos gastos -alquiler, Seguridad Social u otros gastos fijos-. De momento, cree que, gracias a estas nuevas medidas, podrán reabrir en torno al 70% de los locales de ocio nocturno -el resto no lo hará porque cree que no le saldrán a cuenta-. Esta reapertura, en todo caso, es un paso adelante y aspiran a que de forma “gradual” se pueda ir aumentando el grado de actividad.