Luz verde de la Justicia a dos semanas más de toque de queda en Cataluña

También sigue el límite en las reuniones de más de 10 personas

Aspecto de las fiestas del barrio Gràcia de Barcelona después de que el TSJC rechazase la propuesta de la Generalitat de prorrogar el toque de queda en 148 municipios y la acotase a 19 localidades de más de 5.000 habitantes con más 250 casos. EFE/Quique García
Aspecto de las fiestas del barrio Gràcia de Barcelona después de que el TSJC rechazase la propuesta de la Generalitat de prorrogar el toque de queda en 148 municipios y la acotase a 19 localidades de más de 5.000 habitantes con más 250 casos. EFE/Quique García FOTO: Quique Garcia EFE

El Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) ha aceptado este miércoles la petición del Govern para alargar el toque de queda durante dos semanas más, pese a la oposición de la Fiscalía.

Los magistrados han dado el visto bueno al decreto que también prorrogará durante 14 días más a partir del viernes la limitación de los encuentros sociales a un máximo de 10 personas y del aforo en actos religiosos y ceremonias civiles al 70%, ha explicado el TSJC.

El alto tribunal considera que la medida es necesaria, proporcional y justificada. La resolución argumenta que Cataluña se encuentra en “una fase de alerta cuatro”, la máxima, con “una valoración de la situación de riesgo muy alta” y ante un episodio de “transmisión comunitaria no controlada y sostenida que puede incidir en las capacidades de respuesta del sistema sanitario”.

Los magistrados recuerdan que la ocupación por covid en los hospitales está creciendo, tanto en camas convencionales, como en las UCI. Los pacientes infectados, concretan, representan un 10,67% de los ingresados en cuidados intensivos. Por lo que se refiere a fallecimientos, entre el 12 al 18 de Diciembre de 2021 se registraron 122, según los datos aportados por la Generalitat.

Los jueces subrayan la “progresiva” introducción de la nueva variante ómicron, “que es muchos más contagiosa” que la delta , y que es posible que antes de final de año sea la más predominante. Se podría elevar a 25.000 casos diarios el próximo enero, con “un impacto muy elevado” en el numero de hospitalizaciones.

A su entender, los datos aportados por la Generalitat sitúan a Cataluña “en una situación muy preocupante de emergencia sanitaria que requiere medidas adicionales de aplicación inmediata” con el objetivo de “reducir el número de consultas, ingresos hospitalarios y muertes por covid en la próximas semanas”. La adopción del toque de queda y las restricciones en las reuniones podrían “ayudar a reducir en 10 veces el potencial impacto de omicrón en la población catalana” . El alto tribunal precisa que no “puede devaluar su trascendencia” el aumento “exponencial” de esa variante y que previsiblemente “colapsará los servicios asistenciales” en enero del 2022.

La resolución recalca que la Generalitat justifica también las medidas “en un contexto de transmisión comunitaria” de riesgo, con el propósito de “favorecer el distanciamiento entre personas que no pertenezcan a grupos de convivencia estables, limitar las interacciones sociales, prescindir de actividades que no sean esenciales y evitar aglomeraciones o concentraciones de personas en espacios de concurrencia pública, especialmente en lugares cerrados”. Respecto al toque de queda, los jueces alegan que “se concentra en determinados municipios y no se contempla de forma genérica”.

Las medidas propuestas, en su opinión, cumplen los requisitos jurídicos en “un estado que ahora se vuelve a agravar tan acentuadamente”, con “franco y decisivo riesgo de colapso de los servicios asistenciales” en enero. Por lo tanto, las nuevas restricciones resultas “idóneas para la lucha contra la propagación del virus, en un entorno por lo demás tan caracterizado por las fechas de Navidad, fin y principio de año y Reyes”. En estas fechas, aseguran, “la actitud jovial, aglomeración de personas, asociación a la interacción social, dificultad de mantener la distancia social con mascarilla, etc., puede generar un mayor riesgo de contagio por la relajación de algunas cautelas”.