La Justicia confirma el pucherazo electoral independentista a la Cámara de Comercio de Barcelona

La empresa demandante, Staff Pavillon, advierte de consecuencias penales si no se vuelven a repetir los comicios

Entrevista al presidente de la Cambra de Barcelona, Joan Canadell
El controvertido diputado de Junts, Joan Canadell, consiguió ganar las elecciones a la Cámara de Comercio de Barcelona gracias al pucherazo electoral FOTO: Marta Perez EFE

A finales del año pasado, un juzgado anulaba de forma parcial los comicios que ganó con mayoría absoluta a la Cámara de Comercio de Barcelona del independentismo. El controvertido diputado de Junts, Joan Canadell, por lo tanto, volvía a estar en el ojo del huracán. Tras sus escarceos con la extrema derecha independentista, sus paseos en coche por Cataluña con una mascara de Puigdemont o sus comentarios xenófobos, ahora llega la confirmación de pucherazo electoral. El Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) ha inadmitido a trámite el recurso de casación de la Generalitat contra la sentencia de marzo de 2020 que anulaba el decreto aprobado en julio de 2018, el Decreto 175/2018, de 21 de julio, sobre el régimen electoral de las cámaras de comercio de Cataluña.

El proceso para celebrar las elecciones a la Cámara de Comercio en 2019 fue, por lo tanto, diseñado por la Generalitat para que ganase el independentismo. La Generalitat dictó un decreto convocando elecciones, sospechosamente, con carácter de urgencia e impuso el recuento digital de votos, en el que se anularon miles de votos en una acción que fue fundamental para dar la victoria a la candidatura de Eines de País, que promocionaba la Asamblea Nacional Catalana (ANC) y que dio la victoria a Canadell

Entonces, la empresa Staff Pavillon, dedicada a estudios de mercado y realización de encuestas, interpuso el recurso que provocó la anulación del decreto en marzo de 2020. La compañía, además, considera que a raíz de esta resolución, que agota todos los recursos con lo que la sentencia es firme, el único acuerdo que tendría sentido tomar ahora “es la disolución de las cámaras y la convocatoria inmediata de nuevas elecciones”, según un comunicado.

Ha advertido de que si no, pueden incurrir en graves responsabilidades, incluso penales, y ha enviado una carta a la presidenta de la Cámara de Barcelona, Mònica Roca, que sustituyó a Canadell, y al presidente del Consell de Cambres de Catalunya, Jaume Fàbrega, para pedir que suspendan los plenos convocados.

El decreto fue el último paso pendiente para la convocatoria de las elecciones en las 13 cámaras catalanas, y que en el caso de la Cámara de Barcelona auparon como presidente al actual diputado de Junts Joan Canadell, quien renunció al cargo en enero de 2021 coincidiendo con el inicio de la campaña de las elecciones del 14 febrero de 2021, y Mònica Roca tomó el relevo.

La Sala de lo Contencioso-Administrativo del TSJC anuló el decreto electoral de las cámaras de comercio catalanas, el Decreto 175/2018, de 21 de julio, al estimar el recurso contencioso interpuesto por Staff Pavillon. Lo hizo tras determinar que la Generalitat omitió el trámite de participación ciudadana y que no se puede limitar “en ningún caso” los derechos de los ciudadanos en la participación en estos procedimientos.