Captan la mayor explosión conocida en el Universo

La erupción del agujero negro que creó la cavidad liberó una cantidad de energía aproximadamente cinco veces mayor que la involucrada en el evento más poderoso de este tipo conocido hasta la fecha.

Una vista ampliada de los rayos X, basada en datos de Chandra
Una vista ampliada de los rayos X, basada en datos de Chandra

Los astrónomos que utilizan los observatorios espaciales XMM-Newton de la ESA y Chandra de rayos X de la NASA, con la ayuda de radiotelescopios, han visto las secuelas de la que sería la explosión más poderosa jamás vista en el Universo, después del Big Bang.

El gran estallido ocurrió en el cúmulo de galaxias de Ofiuco, un gran conglomerado cósmico, y una de las 88 constelaciones modernas, con miles de galaxias, gases calientes y materia oscura unidos por la gravedad, a unos 390 millones de años luz de distancia. En particular, la erupción está vinculada a potentes chorros liberados por el agujero negro supermasivo que se encuentra en el núcleo de la galaxia más masiva del cúmulo.

La explosión más poderosa jamás vista en el Universo, vista a través de los radiotelescopios.
La explosión más poderosa jamás vista en el Universo, vista a través de los radiotelescopios.

En la anterior imagen, el gas caliente difuso que impregna el cúmulo se revela a través de las observaciones de rayos X de XMM-Newton (se muestra en rosa), datos de radio del Radiotelescopio ‘Giant Metrewave’ (azul) y datos infrarrojos de la encuesta 2MASS (los puntos blancos). En esta siguiente imagen, el recuadro en la parte inferior derecha muestra una vista ampliada de rayos X basada en datos de Chandra (se muestra también en rosa). La emisión de rayos X revela el borde de una gran cavidad, la cual está llena de emisiones de radio de electrones acelerados a casi la velocidad de la luz, probablemente como resultado de la actividad de alimentación del agujero negro, lo que proporciona la evidencia de que se produjo una erupción de un tamaño sin precedentes.

Una vista ampliada de los rayos X, basada en datos de Chandra
Una vista ampliada de los rayos X, basada en datos de Chandra

En 2016, un equipo de astrónomos encontró los primeros indicios de la explosión gigante en los datos de Chandra, informando el descubrimiento de un borde curvo inusual en la imagen de rayos X del cúmulo de galaxias Ofiuco. Pero descartada la posibilidad de que este borde apuntara a una cavidad en el gas caliente vinculado a los chorros del agujero negro.

En febrero de 2020, Simona Giacintucci, del Laboratorio de Investigación Naval en Washington D.C., realizó un estudio y, junto sus colaboradores, detectaron el borde curvo también en los datos de XMM-Newton, confirmando la observación anterior de Chandra. En este estudio, los científicos combinaron ambos resultados con las observaciones de ondas de radio del grupo ‘Ophiuchus del Murchison Widefield Array’ (MWA) en Australia y el Radiotelescopio ‘Giant Metrewave’ (GMRT) en India, revelando que el borde curvo delimita una región llena de gas emisor de radio y parte de la pared de una cavidad en el gas caliente.

La erupción del agujero negro que creó la cavidad liberó una cantidad de energía aproximadamente cinco veces mayor que la involucrada en el evento más poderoso de este tipo conocido hasta la fecha, observado en el cúmulo de galaxias MS0735.6 + 7421.