Sociedad

Meter comida de fuera en los cines es legal

El eterno dilema de si podemos, o no, consumir alimentos no comprados en el las salas mientras vemos una película, ya está resuelto.

El eterno dilema de si podemos, o no, consumir alimentos no comprados en el cine mientras vemos una película, ya está resuelto. Y es que la Agencia Española de Consumo, que depende del Ministerio de Sanidad, emitía un informe en 2017 en el que se contemplaba esta práctica. El informe concluye que: “se considera que la práctica consistente en prohibir la introducción de comidas y bebidas adquiridas en el exterior de la sala de cine, estando permitido el consumo de esos mismo productos cuando son adquiridos en su interior, es ilegal y tiene carácter abusivo de conformidad con lo dispuesto en los artículos 82, 86.7 y 89.4 del TRLGDCU”.

En conclusión, ningún cine debería prohibir el consumo de comida de fuera del propio edificio. De hecho, ya se han puesto sanciones a algunos cines por vulnerar el derecho a hacerlo. Multicines España, en Zafra (España) ha sido el primer cine español multado por no permitir entrar comida y bebida del exterior. Federación de Asociaciones de Consumidores y Usuarios de Andalucía (FACUA) denunció en mayo de 2018 a la propietaria de estos multicines, Excisa, por un cartel que rezaba: “Prohibida la entrada con alimentos y bebidas del exterior”. Tras ello FACUA ha seguido animando a los usuarios del cine a denunciar estas situaciones.

Los cines sacan la mayor parte de sus beneficios de la venta de palomitas, otros alimentos y bebidas, pero obligar a los clientes a únicamente consumir productos de las salas supone un atropello hacia los clientes. Así pues, aunque es una práctica extendida, prohibir entrar al cine con comida no es legal. Básicamente si el cine permite el consumo de alimentos y bebidas en sus instalaciones, también debe permitir el acceso de comida y bebida de fuera , dado que su actividad principal no es la venta de estos productos, sino la exhibición de películas.