Ximo Puig planteará a Sánchez proyectos estratégicos autonómicos y mejorar la financiación

El presidente valenciano asegura que la Conferencia de Presidentes es un espacio “para aportar soluciones, y no un campo de batalla”

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, saluda al presidente de la Generalitat valenciana, Ximo Puig
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, saluda al presidente de la Generalitat valenciana, Ximo PuigManuel BruqueEFE

El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, planteará este viernes en la conferencia de presidentes autonómicos que se celebra en Salamanca que los proyectos estratégicos para la recuperación y transformación (PERTE) tengan también carácter autonómico y que es inaplazable abordar debates como el de la reforma de la financiación autonómica y el de la descentralización del Estado.

Puig, que también planteará en esta cumbre autonómica cuestiones relacionadas con algunas consecuencias derivadas de la pandemia, como la salud mental y la covid resistente, ha resaltado que la conferencia “es un espacio para aportar soluciones y no un campo de batalla como pretende el PP. No hay que buscar la confrontación, sino sumar”.

En declaraciones a los periodistas, el presidente de la Generalitat ha manifestado que el objetivo es coordinar la agenda común para cooperar en la superación de la pandemia y conseguir la reactivación económica y social con la ayuda de los fondos europeos.

Queremos participar en la asignación de fondos europeos para ayudar a la modernización de la Comunitat Valenciana en la próxima década a través de las transiciones ecológica y digital. y lo tenemos que hacer con fortaleza”, ha asegurado.

Puig ha anunciado que planteará que los Proyectos Estratégicos para la Recuperación y Transformación (PERTE) sean también “autonómicos, para que todos los sectores económicos y empresas (incluidas las pymes, que en la Comunitat son muy numerosas) puedan participar de esos fondos europeos. La digitalización y la sostenibilidad ha de llegar a todos lo lugares del territorio y a todas las empresas”.

Tras asegurar que la agenda de la reunión es “potente” pues se busca la mayor capacidad para lograr la reactivación económica, el presidente valenciano planteará también la necesidad de tomar decisiones sobre la salud mental y la covid persistente derivadas de la pandemia

Otro tema que Ximo Puig planteará en la reunión es la urgencia de acometer la reforma de financiación autonómica: “no se puede aplazar más este debate, es una cuestión básica, y tampoco se puede aplazar el debate para superar el centralismo en España”.

“En estos momentos hay una diferencia de rentas muy importante en España y el ascensor territorial está absolutamente parado. Hay que buscar soluciones para que la libertad de todos los españoles quede garantizada”, ha recalcado.

Sobre las críticas del Partido Popular a esta conferencia, el dirigente valenciano ha comentado que no es una cuestión de partido: “Pablo Casado no entiende que una conferencia de presidentes no es una escenario de confrontación de políticas partidistas, sino que cada territorio debe aportar al conjunto del país soluciones a los problemas. Para eso sirve la Conferencia de presidentes, un mecanismo de carácter federalizante que es necesario institucionalizar”.

“Se puede mejorar mucho la preparación y la dinámica, pero lo que no puede ser es convertir la conferencia en un campo de batalla partidista, como pretende el PP”, ha afirmado Ximo Puig.

Sobre el balance de gobierno realizado por el presidente Pedro Sánchez, Puig ha destacado el grado de cumplimiento, pero ha insistido en que no se puede vivir de la autosatisfacción. Quedan todavía muchas retos: el primero superar la pandemia”.

No obstante ha subrayado que en los últimos años el Gobierno “ha apoyado financieramente a las comunidades autónomas como nunca se había hecho en anteriores crisis, aportando 16.000 y 13.000 millones. Es momento de mirar hacia adelante y apretar el acelerador para superar la pandemia y no perder la efectividad de los fondos europeos para la modernización de España.