Enfermería alerta de la saturación de los hospitales comarcales de la Comunidad Valenciana

Anuncian un colapso hospitalario inminente si siguen los contagios

Las enfermeras están desbordadas en muchos departamentos
Las enfermeras están desbordadas en muchos departamentos FOTO: COEV COEV

El Consejo de Enfermería de la Comunitat Valenciana (CECOVA) ha advertido de la “inminente saturación” de los hospitales comarcales, donde la presión asistencial por la pandemia “se ha desbordado de forma exponencial” por el aumento de bajas laborales en el personal de Enfermería

El presidente del CECOVA, Juan José Tirado, ha hecho una “llamada de auxilio” y ha alertado de que ya no quedan enfermeras en algunos departamentos de salud y las que hay ya no pueden asumir más carga de trabajo. “Si siguen aumentando los casos, el colapso hospitalario será inminente con consecuencias catastróficas porque con el aumento de contagios ya no quedan enfermeras para contratar”, ha afirmado.

Tirado ha afirmado que la falta de personal de Enfermería se hace “cada vez más alarmante” en los hospitales de la Comunitat, especialmente en los comarcales donde la presión asistencial por la pandemia “se ha desbordado de forma exponencial por el aumento de bajas laborales (debido a los contagios y a la extenuación de las profesionales)”, han informado fuentes de la entidad.

Las Incapacidades Laborales Temporales (ILT) “han crecido durante las últimas semanas y son imposibles de cubrir ante la ausencia de plantillas adecuadas para atender todas las necesidades los pacientes”, ha alertado Tirado.

Ante este “nivel de desesperación de su profesión”, Tirado ha hecho un “llamamiento de auxilio” dirigido tanto al president de la Generalitat, Ximo Puig, como a la consellera de Sanidad, Ana Barceló, para que sean “conscientes de la dramática situación de presión que sufren las áreas de enfermería”, que están “abocadas al colapso por los casos de coronavirus si no se establece medidas de control del virus y una reorganización de las plantillas para adaptarlas a las necesidades reales de las áreas más afectadas de los centros”.

Ha añadido que en el Departamento de Salud Xàtiva-Ontinyent se han habilitado hasta 15 camas de refuerzo en el gimnasio de rehabilitación del hospital Lluís Alcanyís, “como ya ocurrió hace justo un año por estas mismas fechas”.

“La situación es que ya no hay enfermeras, los departamentos sufren graves problemas para encontrar profesionales para contratar”, afirma Tirado, que exige “mayor grado de responsabilidad política y social”.

Advierte de que cada día “hay más personal contagiado y de baja. Y las enfermeras que quedan deben asumir el trabajo de sus compañeras, con acumulación de tareas y cansancio”.

“Las/os trabajadoras/es llevan meses agotadas sin recibir una solución por parte de las gerencias de los hospitales ni de la Conselleria de Sanidad, mientras los niveles de absentismo han crecido del 4 % hasta cifras cercanas al 20 % en algunos centros hospitalarios comarcales”.

Tirado insiste en que “resulta imprescindible la contratación de profesionales de forma indefinida y no temporal como se ha hecho hasta la fecha, porque la falta de enfermeras es estructural no coyuntural”.

De igual modo, “la necesidad de potenciar la Atención Primaria debe ser el objetivo de los gestores públicos para descongestionar la Atención Especializada (hospitalaria) y para modernizar los conceptos de salud entre la población”.

Tirado asegura que debe cambiarse la mentalidad de una sanidad medicalizada y basada en tratamientos farmacológicos”, por otra forma de pensar “basada en la prevención y los cuidados para evitar el ingente gasto en medicamentos y gran parte de las patologías, que podrían evitarse con unos hábitos saludables”.