Los concursos de acreedores mantienen su tendencia al alza en la Comunitat

La ejecuciones hipotecarias también registran un fuerte incremento

Hoy se comunica la sentencia por el posible amaño del partido Levante/Zaragoza de mayo del 2011
Imagen de la Ciudad de la Justicia de Valencia FOTO: Ana Escobar EFE

La cifra total de concursos de acreedores presentados en los órganos judiciales en la Comunidad Valenciana durante 2021 ascendió a 2.421, un 33,8 por ciento más que en 2020, cuando se situó en 1.809. La tendencia al alza en este tipo de procedimientos persiste también con un incremento del 43 por ciento en relación a 2019, año en el que se registraron 1.689 concursos.

Así se desprende del informe “Efectos de la crisis económica en los órganos judiciales”, que hoy ha hecho público la Sección de Estadística del Consejo General del Poder Judicial y que recoge un trimestre más la comparativa con los datos de 2019 debido a la incidencia que tuvo en el funcionamiento de los juzgados y tribunales la crisis sanitaria provocada por la pandemia de Covid-19 durante 2020.

Del total de los concursos contabilizados el pasado año, 1.178 fueron presentados por empresas en los Juzgados de lo Mercantil, un 27,9 por ciento más que en 2020 y un 24,6 por ciento más que en 2019, y 1.243 corresponden a personas físicas sin actividad empresarial, que tramitan los Juzgados de Primera Instancia y de Primera Instancia e Instrucción. Estos últimos crecieron en un año un 40 por ciento y un 67,7 por ciento en relación a dos años antes.

La Comunidad Valenciana es la cuarta autonomía, por detrás de Cataluña, Madrid y Andalucía, con más concursos de personas físicas no empresarios, al tiempo que ocupa la tercera posición, tras Cataluña y Madrid, en cuanto a los concursos de empresas.

Fuerte incremento de las ejecuciones hipotecarias

El número de ejecuciones hipotecarias iniciadas en 2021 en la Comunidad Valenciana, 4.794, también sufrió un importante incremento, del 31,8 por ciento, en relación a las 3.636 registradas en 2020. Ese aumento se dispara hasta el 87 por ciento si se compara con la cifra de 2019 (2.561).

En términos absolutos, Cataluña fue el territorio donde se presentaron más ejecuciones hipotecarias durante el pasado año (5.848), seguido por Andalucía (5.703), la Comunidad Valenciana (4.794); Madrid (2.523) y Murcia (1.675).

También aumentaron los lanzamientos practicados por los juzgados valencianos, al alcanzar los 6.182, lo que supone un 37,3 por ciento más que en 2021, cuando se produjeron 4.501, pero un descenso del 19,5 por ciento si se comparan con los 7.390 realizados en 2019.

Del total de lanzamientos llevados a cabo el pasado año en la Comunidad Valenciana, 2.192 derivan de procedimientos de ejecución hipotecaria, un 35,3% más que en 2020, mientras que 3.807 corresponden a impagos conforme a la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU), lo que implica un incremento interanual del 37,7%.

Menos demandas por despido

Por su parte, los Juzgados de lo Social registraron entre enero y diciembre de 2021 13.314 demandas por despido, un 9,7 por ciento menos que las 14.743 de 2020 y muy cerca de las 13.457 que se interpusieron en 2019.

Además, en esta jurisdicción se presentaron el pasado año en la Comunidad Valenciana 10.657 reclamaciones de cantidad, un 0,5 por ciento menos que un año antes. Estas demandas incluyen responsabilidad civil por incumplimiento de obligaciones en materia de Seguridad Social, recargo por omisión de medidas de seguridad e higiene en el trabajo, tercerías en ejecución de sentencias y sanciones disciplinarias.

Cláusulas suelo

Por otro lado, durante 2021 los juzgados de la Comunidad Valenciana especializados en acciones individuales sobre condiciones generales incluidas en contratos de financiación con garantías reales inmobiliarias, conocidos como juzgados de cláusulas suelo, recibieron 9.189 demandas, por las 9.170 registradas en 2020. En cambio, resolvieron mediante sentencia 12.603 procedimientos, un 30 por ciento más que un año antes.

También se incrementaron el pasado año, al pasar de 396 en 2020 a 423, los juicios verbales posesorios por ocupación ilegal de viviendas. Estos procedimientos están destinados a que las personas físicas, entidades sin ánimo de lucro o entidades públicas puedan recobrar la posesión de sus inmuebles cuando han sido ocupados de forma ilegal.

Finalmente, también aumentaron el pasado año un 6,2% los juicios monitorios, por los que se reclaman deudas determinadas, vencibles y exigibles que figuren en un documento, al alcanzarse los 95.297, frente a los 89.714 contabilizados en 2020.

Datos por provincias

Los datos por provincias reflejan en líneas generales las mismas tendencias estadísticas que pueden apreciarse en el ámbito autonómico. Así, el total de concursos presentados el pasado año, incluidas todas las modalidades, en Valencia fue de 1.371, un 30,7% más que los 1.049 de 2020, en Castellón se registraron 289, frente a los 193 de 2020, lo que implica un incremento interanual del 49,7%, y en Alicante la cifra alcanzó los 761, un 34,2% más que un año antes, cuando se presentaron 567.

Los lanzamientos practicados, sumados los derivados de ejecuciones hipotecarias y los relativos a arrendamientos urbanos, subieron el pasado año un 42,8% en la provincia de Alicante, un 35,4% en Castellón y un 32% en Valencia.

El máximo incremento por provincias en cuanto a las ejecuciones hipotecarias se produjo durante el pasado año en Alicante, con un 70,2%, ya que en Castellón subieron un 7,8% y en Valencia un 6,1%.

Respecto a las demandas por despidos, los Juzgados de lo Social de Alicante recibieron en 2021 4.851, un 3,8% menos que en 2020, los de Castellón tramitaron 1.200, lo que implica un descenso del 15,1%, y los de Valencia, 7.263, lo que significa una reducción interanual del 12,4%.