La covid aún está al acecho

Tras las fallas, el aumento de contagio invita a cuidarse

Iñaki Zaragüeta

Desconozco las cifras reales de los contagios tras la celebración de las Fallas, pero mi entorno desvela que existe una dinámica ascendente. Siempre he comparado los números de las encuestas en cualquier aspecto que se realicen con los que se producen alrededor de nuestros círculos familiares, amistosos y sociales para otorgar credibilidad a las citadas consultas. Y no me refiero a la intención de voto, que puede incitar al ocultamiento.

Eso precisamente es lo que está sucediendo, que los casales han sido escenarios idóneos para la propagación del maldito bicho, como así lo demuestran el ambiente que me rodea, con la particularidad de que bastantes de ellos han afectado a personas que se habían librado de la enfermedad. Eso sí, los vacunados la han sufrido con cierta comodidad. Eso que todavía nos encontramos demasiado próximos a los festejos, que los días venideros demostrarán la curva ascendente.

Con ello no quiero decir que nuestros gobernantes deberían haber prohibido nuestra fiesta más emblemática, sino que no debemos perder el respeto al coronavirus. Como reitera hasta cansarse el presidente Ximo Puig y aunque su advertencia no sea demasiado atendida, el covid está presente en nuestras vidas y debemos comportarnos con cautela y con respeto hacia los demás.

Estas fechas de invierno, aunque ya haya entrado la primavera, facilitan las maldades del coronavirus y está encantado de distorsionarnos la tranquilidad y la normalidad. A Olivia Poud en Scandal le escuché “la prevención es la clave de la supervivencia”. Supervivamos, pues. Así es la vida.