La VIU premia la carrera de la oncóloga María Blasco con el birrete de Honoris Causa

La investigadora que desafía la inexorabilidad de la muerte

La directora del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO), María Blasco ,  recibe el nombramiento como doctora "honoris causa" por la Universidad Internacional de Valencia
La directora del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO), María Blasco , recibe el nombramiento como doctora "honoris causa" por la Universidad Internacional de Valencia FOTO: KIKE TABERNER La Razón

La Universidad Internacional de Valencia ha investido esta mañana como doctora Honoris Causa a la oncóloga María Blasco, directora del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas. En un acto solemne, celebrado en el Palacio de la Exposición de Valencia, la rectora de la VIU, Eva Giner, le ha impuesto el birrete a la investigadora de prestigio internacional.

En su discurso, una vez investida, Blasco ha tratado temas que han sido fundamentales a lo largo de su carrera científica como el envejecimiento, origen de la enfermedad, y cómo la investigación puede evitar ese proceso y retrasar la muerte. Recordó a los griegos que afirmaban que no teniendo la muerte un origen divino sino físico, conociendo sus causas, podría evitarse.

Su trabajo en el estudio de los telómeros (los extremos de los cromosomas) y la enzima que los controla, la telomerasa; y su relación con el cáncer y el envejecimiento, la han convertido en una referencia internacional y han contribuido a mejorar y ampliar de forma fundamental la comprensión que tenemos sobre el cáncer, y, en consecuencia, sobre las posibles curas para este conjunto de enfermedades.

Blasco es la sexta distinción Doctor Honoris Causa otorgada por la Universidad Internacional de Valencia. Suma su nombre a los de Eduardo Mendoza, Pedro Cavadas, el abogado Javier Cremades, el filósofo norteamericano Carl Mitcham y el considerado como creador principal del CLIL (Aprendizaje Integrado de Lenguas y Contenidos, AICLE, en español), David Marsh.

Al acto han asistido numerosas autoridades y figuras del mundo de la ciencia, la cultura y la educación.

Al discurso de la doctora Blasco, le ha seguido la intervención de la consellera de Innovación, Universidades, Ciencia y Sociedad, Carolina Pascual Villalobos, , que ha hecho hincapié en «el papel que han desempeñado y desempeñan las universidades en la emancipación de la mujer y en la igualdad de oportunidades es determinante».

Asimismo, ha expresado que «debemos seguir trabajando para darles mayor visibilización. Que científicas de primer nivel como es el caso de María Blasco sean punta de lanza de esta reivindicación en una suerte para toda la sociedad y un motivo más para admirarla. En la Comunitat Valenciana llevamos tiempo haciendo un fuerte esfuerzo en este sentido. La Generalitat Valenciana ha puesto en marcha proyectos de excelencia que pretenden vertebrar nuestro sistema de investigación, potenciarlo y apostar por él como merece».

El acto ha contado como madrina con la doctora Deborah Burks, directora del Centro de Investigaciones Príncipe Felipe e investigadora principal del laboratorio de Endocrinología Molecular, quien ha alabado la trayectoria de la doctora Blasco. Además, ha destacado, tanto sus aportaciones a la investigación científica, como su incansable trabajo divulgativo y en defensa de la igualdad y paridad en la ciencia, afirmando que «mujeres como María Blasco son motor de innovación y transformación en todo el mundo. Blasco forma parte de esas maestras, líderes que motivan, inspiran y movilizan. Ha sido una suerte enorme para la comunidad científica española habernos beneficiado de sus grandes cualidades y brillantes aportaciones. Gracias María por seguir visibilizando la importancia de la investigación y de las científicas».

Como indica el protocolo, el último discurso ha sido el de la doctora Eva María Giner, Rectora de la Universidad Internacional de Valencia, quien ha destacado la importancia del trabajo de Blasco tanto en el terreno científico como en el de la promoción de la igualdad y la inclusión de la mujer en la ciencia, aseverando que «nuestra Facultad, como nuestra Universidad, está abiertamente comprometida en el combate contra las desigualdades sociales, entre ellas la desigualdad de género en ámbitos profesionales como la sanidad».