Sanidad rectificará el protocolo que pedía los sanitarios contagiados reincorporarse a la semana

Ya hay más de 19.400 casos de profesionales sanitarios infectados.

Aplausos a los sanitarios en el Hospital Gregorio MarañónRuben mondelo .La razon .

Uno de los principales caballos de batalla del Gobierno en la lucha contra el coronavirus es la protección del personal sanitario. A día de hoy y según los datos del Centro de Alertas y Emergencias Sanitarias ya son 19.400 los infectados. De ellos, el 10% ha requerido o requiere ingreso hospitalario y alrededor de un 20% ya ha sido dado de alta. Según Salud Pública, el alto porcentaje de sanitarios contagiados tiene que ver con que hasta ahora la estrategia de vigilancia se ha centrado por una parte en diagnosticar los casos graves —aquellos que suelen acabar en los hospitales— y, por otra, en hacer pruebas a médicos, enfermeras y personal esencial. Gracias a esta detección precoz, aseguran, la mayoría de los casos han sido leves y muy pocos han requerido ingreso.

Para evitar la falta de personal en hospitales y hacer frente a la gran presión asistencial que viven muchos hospitales, Sanidad publicó el 31 de marzo una guía que insta a los profesionales con sintomatología leve que no hubieran sido diagnosticados a volver al trabajo en un plazo de una semana si no presentan fiebre, no han tomado antitérmicos en los últimos tres días y ya no tienen clínica respiratoria. Ante el revuelo causado, esta mañana el ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha salido al paso y ha anunciado que “se está revisando el protocolo para garantizar la máxima seguridad a los profesionales sanitarios que están en la primera línea de trabajo". Illa ha defendido esta guía asegurando que, en base a lo que hacen otros países, se estableció “como último recurso la posibilidad de que tras siete días, si se daban ciertas condiciones se pudiera prever que el personal se reincorporaba”. Pero que, no obstante, los “protocolos son documentos vivos, que se van actualizando”, por lo que “se está revisando”.

Denuncia ante el Supremo

Este cambio de parecer vendría motivado por la denuncia interpuesta por la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) ante el Tribunal Supremo tras pedir a Sanidad que modificara “este despropósito” dado que “la reincoporporación del personal al trabajo sin haberse realizado los test que descartan el positivo puede suponer un riesgo de contagio”. “Estaremos vigilantes para comprobar que el Gobierno publica la modificación”, advierte el CSIF en un comunicado. Recuerda, además, que la rectificación del ministro “llega tarde”, porque ya se han producido reincorporaciones a los siete días de la cuarentena “en contra de los criterios de la Organización Mundial de la Salud".