Música

Caso de abusos sexuales: James Levine y el Met llegan a un acuerdo

El director de orquesta y el teatro de ópera de Nueva York sellan la paz tras acudir a los tribunales y logran un pacto que no ha sido revelado

James Levine fue durante cuatro décadas el hombre fuerte del Met de Nueva York
James Levine fue durante cuatro décadas el hombre fuerte del Met de Nueva York

El director de orquesta y el coliseo sellan la paz tras acudir a los tribunales y logran un pacto que no ha sido revelado

Una de las batallas más duras en tiempos del MeToo es en la que se han visto envueltos el director de orquesta James Levine y el Met de Nueva York tras las acusaciones sobre la conducta sexual inapropiada del primero que motivaron la salida fulminante del coliseo. El maestro quedaba apartado del foso que durante años ocupó, de la casa en la que musicalmente creció y su nombre se asoció de manera casi indisoluble a un tema muy delicado, el de los abusos sexuales, que también salpicó a otros relevantes directores de orquesta como Daniele Gatti y Charles Dutoit.

La Metropolitan Opera le apartó inmediatamente de sus quehaceres como director emérito y borró su rastro artístico. Levine reclamó y se vieron las caras en al Corte Suprema del estado en Manhattan. El martes por la noche ambas partes llegaron a un acuerdo del que no ha trascendido nada, pues guardan silencio absoluto. Pacto secreto.

Según recoge "The New York Times"Tim McKeough, portavoz del Met, aseguró mediante un correo electrónico que "no podía hacer comentario salvo para decir que la disputa legal se ha resuelto, y como resultado, el caso no avanzará".

Todo apunta a que tras este acuerdo el poco probable que Levine decida regresar al Met o que éste le haya hecho algún ofrecimiento a quien durante cuatro décadas fue su responsable musical.

Todo comenzó a finales de 2017 cuando "The New York Times"publicó los testimonios, siete en total, de varios hombres que decían haber sufrido abusos del director de orquesta cuando eran adolescentes, dede 1970 a 1985, acusaciones que él negó de manera tajante y rotunda. La respuesta del Met fue contundente y lo despidió en marzo de 2018 de manera fulminante.

Levine, a través de sus abogados, decidió entonces demandar al teatro por incumplimiento de contrato y difamación por una cantidad de 5,8 millones de dólares. La contrarréplica del Met no se hizo esperar aduciendo una cantidad similar por no cumplir con sus obligaciones y dañar el prestigio de la institución lírica.

Según los medios norteamericanos el caso había entrado en una complicada y delicada situación que posibilitaba que salieran a la luz aspectos íntimos de la conducta personal del director de orquesta que podían poner en un serio compromiso al Met, con una reputación, debido a este caso, ya manchada.