Buen nivel de momento

Imagen de la película holandesa GLUCKAUF (Son of Mine)
Imagen de la película holandesa GLUCKAUF (Son of Mine)

Podía haber sido la mejor película hasta ahora, la holandesa GLUCKAUF (Son of Mine), de Remy Van Heugten. Una película con una cierta originalidad y con su buena dosis de violencia, reflejando un submundo de delincuencia.

Podía haber sido la mejor película hasta ahora, la holandesa GLUCKAUF (Son of Mine), de Remy Van Heugten. Una película con una cierta originalidad y con su buena dosis de violencia, reflejando un submundo de delincuencia. Y dentro de él, enmarcada una relación padre e hijo, ambos implicados en ese submundo, donde el hijo va adquriendo más poder que el padre, estableciéndose así otra relación violenta. Pero casi todo se estropea por un alargado final reconciliador (y casi feliz).

La mayoría de las películas vistas aquí y en otros muchos festivales tienen un punto común estético consistente en que en las escenas nocturnas no se ve nada, los actores y actrices retratados generalmente de espaldas y todo el relato en primeros planos que impiden saber dónde están los personajes. Por ejemplo, DAVID, otra película a concurso, producción checa realizada por Jan Tesitel, que nos cuenta una historia, magníficamente interpretado por Patrick Holubar, recreando a un joven discapacitado mentalmente. Vive en una atmósfera asfixiante, con un padre demasiado intolerante. Decide escapar de casa y comienza una odisea que aparece alternada con la angustia paterna. Película maja, con un exceso de noche y, por lo tanto, oscura...

Hace muchos años, Edgar Allan Poe escribió una maravilla titulada “La extraña aventura de Artur Gordon Pyn” en la que no sabemos qué fue lo que ocurrió al final ni por qué. Pero que eso mismo lo haga un tal Nikola Ljuca, resulta intolerable. La película en cuestión es VLAžNOST (Humidity), una película bien realizada dentro de los cauces ya señalados (primeros planos, espaldas, etc.) que cuenta una historia con algo de inquietante, que se inicia a través de una señora en brazos de su amante, que luego regresa junto a su marido. De noche, desaparece. Y durante una semana, el marido –algo rarito- la busca desesperadamente. Cuando aparece la señora, el marido no pregunta nada y la película termina.