Cine

David Trueba: «Es un honor ser el representante del cine español»

El director de cine David Trueba ha dicho en Zaragoza que se siente "muy satisfecho"y que "es un honor ser el representante"del cine español en los próximos Óscar, a los que concurrirá con su película "Vivir es fácil con los ojos cerrados". El cineasta, quien ha destacado que este camino no ha hecho más que empezar, ha recibido la noticia en el museo Pablo Serrano donde se encontraba dando una charla sobre valores junto a Juan Carrion, el profesor de 90 años en el que se basa su película, con el que se ha fundido en un abrazo entre el aplauso de los asistentes.

"Es un honor tener que ser el representante de España"y una "enorme responsabilidad representar al cine español en una fiesta donde hay tantas películas y tantos países", ha indicado David Trueba, quien ha remarcado que se está en el principio de un camino "que es muy largo"y "hay que ser muy prudentes".

Sobre sus espectativas, ha dicho que "cuando se ha ganado un Óscar por España la gente se ha puesto muy contenta y ha sido una muestra de orgullo", aunque ha insistido en remarcar que se está al principio de un largo camino.

Tras reconocer que competían con la suya dos películas "que son muy buenas", ha explicado que no esperaba la elección de su filme y que enfrentaba esta situación de forma muy prudente, aunque la gente del cine le decía que tenía muchas opciones.

"Para mí, el premio ha sido haber hecho la película y todo lo que que pasa después es un regalo. Son dos cosas diferentes", ha añadido Trueba, quien ha señalado que este proceso se produce todos los años y que España no ha conseguido desde hace bastante tiempo "estar entre los nominados finales. Por tanto, -ha reiterado- hay que ser muy prudentes".

La película "Vivir es fácil con los ojos cerrados", un amable filme sobre un profesor que enseña inglés a sus alumnos por medio de las canciones de los Beatles, se ha impuesto como candidata española a los Premios Óscar como mejor película en habla no inglesa a "El Niño", de Daniel Monzón, y "10.000 kilómetros", la ópera prima de Carlos Marques-Marcet.