Cine

Venecia consagra al filipino Lav Diaz con el León de Oro

Sorprende la apuesta radical por la magnífica «The Woman Who Left» de un jurado que, además, premió a la española a Ruth Diaz, de «Tarde para la ira», con el galardón a mejor actriz en la sección Horizontes

Lav Diaz posa con el León de Oro durante la ceremonia del Festival de Cine Venecia
Lav Diaz posa con el León de Oro durante la ceremonia del Festival de Cine Venecia

Sorprende la apuesta radical por la magnífica «The Woman Who Left» de un jurado que, además, premió a la española a Ruth Diaz, de «Tarde para la ira», con el galardón a mejor actriz en la sección Horizontes

Sorpresas que da la vida. Del cineasta más osado, George Miller, nació la Palma de Oro más adocenada y carpetovetónica («Yo, Daniel Blake», de Ken Loach). Del cineasta más convencional y apegado a las normas de la buena conducta, Sam Mendes, emerge, rugiendo, el León de Oro más radical que se recuerda en los últimos años para la filipina «The Woman Who Left», cuatro horas de conmovedor, majestuoso «slow cinema» que no son aptos para todos los gustos. Si no fuera por un par de metidas de pata, se diría que Mendes ha querido demostrarle al mundo que es algo más que el director de «Skyfall». Con sus deslices imperdonables –el primero (la muy discutible «Nocturnal Animals», de Tom Ford, Gran Premio del Jurado) que suena a compensación por un León de Oro tan cinéfilo, y el segundo (la mediocre «The Bad Batch», neowestern apocalíptico-caníbal de Ana Lily Amirpour, como Premio del Jurado) que confunde el atrevimiento con la provocación «cool»– es un palmarés que celebra lo mejor que se pudo ver en una edición de la Mostra muy desigual.

Algunos miembros de la prensa internacional han puesto el grito en el cielo al escuchar el nombre del mexicano Amat Escalante como mejor director por la singularísima, estimulante «La región salvaje», que no figuraba, injustamente, en ninguna quiniela de las favoritas. El ex aequo con el Konchalovski de «Paradise», notable y sólido drama situado en un campo de exterminio nazi, delatan la división de criterios de un jurado que contaba con un presidente al que se le supone una cierta afinidad con el relato clásico, y algunos compañeros (Laurie Anderson, Joshua Oppenheimer, Lorenzo Vigas) más cercanos a un cine que se pone en peligro, que prefiere el deporte de riesgo al masaje de balneario. Así es la película de Escalante, tan deudora del primer Cronenberg como del «Under the Skin» de Jonathan Glazer.

- Stone gana a Portman

En el capítulo interpretativo, la elección de Óscar Martínez de «El ciudadano ilustre» como el elusivo, vanidoso premio Nobel de Literatura castigado por sus amigos (y enemigos) de la juventud, estaba cantada. Como mejor actriz, había mucho donde elegir. Que la agraciada haya sido la estupenda Emma Stone suena a premio de consolación para un musical, «La La Land», que gustó mucho a crítica y público, y que quizás debería haber ocupado el puesto de «Nocturnal Animals». Como un palmarés es fruto de trueques y negociaciones, la que ha salido perdiendo ha sido la Natalie Portman de «Jackie», el «antibiopic» de Pablo Larraín recompensado en la categoría de mejor guión. Un peldaño por debajo, en la sección Horizontes, la española Ruth Díaz se llevó el premio a mejor actriz por la aplaudida «Tarde patra la ira», la ópera prima de Raúl Arévalo.

El León de Oro a Lav Diaz es la culminación de dos años estelares para el cineasta filipino, conocido por los maratonianos metrajes de sus películas. En agosto del 2014 ganó el Leopardo de Oro en el Festival de Locarno por «From What is Before»; el pasado mes de febrero obtuvo el premio Alfred Bauer en la Berlinale por «A Lullaby for the Sorrowful Mystery»; y ahora, seis meses después, da la campanada con la excelente «The Woman Who Left». Que se aprieten los cinturones los festivaleros de pro: hay Lav Diaz para rato.

«Los siete magníficos» contra Trump

Es de recibo agradecer a los artífices de la renovada «Los siete magníficos», que ayer clausuró la Mostra veneciana fuera de concurso, que no hayan puesto el piloto automático y se hayan tomado la molestia de repensar el clásico de John Sturges, adaptándolo a nuestros convulsos tiempos. A pesar de que Antoine Fuqua, en rueda de prensa, recalcó que la lectura política de la película era lo de menos, que él había querido firmar «un entretenimiento», algunos cambios respecto al original llaman poderosamente la atención. Por ejemplo, que la furia desatada de los bandidos de Sturges, que amenazan la apacible vida en un pueblo mexicano, haya sido sustituida por los delirios de grandeza de un emprendedor que tiene madera político mesiánico, una especie de Donald Trump que piensa que la democracia, el capitalismo y Dios son la misma cosa. Destaca también la composición multirracial del septeto de honorables pistoleros, con un negro, un mexicano y un chino en nómina. Denzel Washington lo justificó en términos de realismo y fidelidad histórica, aunque es obvio que es una decisión donde prima lo políticamente correcto: el lejano Oeste como utopía de la integración. Pero como «western» es algo desequilibrado y el conjunto se resiente

de una caligrafía «mainstream».

.

Listado de premios de la 73 edición del Festival de cine de Venecia:

- León de Oro al mejor filme: "The Woman Who Left"de Lav Diaz.

- León de Plata al mejor director: El mexicano Amat Scalante por "La región salvaje"y Andrei Konchalovsky por "Rai"(Paraíso).

- Gran Premio del Jurado: Tom Ford por "Nocturnal Animals".

- Copa Volpi a la mejor actriz: Emma Stone por "La La Land".

- Copa Volpi al mejor actor: El argentino Oscar Martínez por "El ciudadano ilustre".

- Premio Marcello Mastroianni al mejor actor emergente: Paula Beer por "Frantz", de François Ozon.

- Premio al mejor guion: Noah Oppenheim por "Jackie", del chileno Pablo Larraín.

- Premio especial del Jurado: "The Bad Batch", de Ana Lily Amirpour.

Premio Luigi di Laurentiis a la mejor ópera prima: "Akher wahed Fine"(The last of us) de Ala Eddine Slim.

Horizontes:

- Premio al mejor filme: "Liberami", de Federica di Giacomo.

- Premio al mejor director: Fien Troch, por "Home".

- Premio especial del jurado: "Koca Dünya", dirigida por Reha Erdem.

- Premio a la mejor interpretación femenina: Ruth Díaz por "Tarde para la ira", del español Raúl Arévalo.

- Premio a la mejor interpretación masculina: El portugués Nuno Lopes por "Sao Jorge".

- Premio al mejor cortometraje: El paraguayo Ricardo Martinessi por "La voz perdida".

- Premio al mejor guion: Wang Bing, por "Koca Dünya".